Ahoga la burocracia combate a la corrupción

12689

Por: Reforma 

Una investigación de Ethos Laboratorio de Políticas Públicas señala que las demandas en la materia entran en una zona de opacidad ubicada entre las fiscalías anticorrupción (Poder Ejecutivo), las auditorías fiscalizadoras (Poder Legislativo) y los jueces que dictaminan los casos (Poder Judicial), para luego recorrer los laberintos burocráticos del sistema hasta atorarse en los escritorios de funcionarios sin pericia.

El reporte, basado en entrevistas con integrantes de Sistemas Anticorrupción en Nuevo León, Michoacán, Estado de México, Guerrero y Chihuahua, revela que las entidades no logran procesar judicialmente a Gobernadores o altos funcionarios involucrados en abuso de poder.

Lo anterior, indica, por la fragilidad de los mecanismos para proteger a denunciantes, la falta de personal capacitado para procesar expedientes y la escasez de sentencias.

El titular de la Auditoría Superior de Michoacán, Miguel Ángel Aguirre, reconoció que muchos de los expedientes a resolver tienen muy mala fundamentación, lo que hace que pierdan alrededor del 95 por ciento de los casos.

Lee la nota completa aquí

CONTENIDO RELACIONADO