El mercado negro del agua

jueves, 12 de enero de 2023

Por: Luis Carlos Ortega, El Norte Digital

Vacíos legales, omisiones y presuntos actos de coyotaje y corrupción oficial han generado en los últimos tiempos la existencia de un creciente mercado negro del agua en Ciudad Juárez.

Un mercado favorecido por la explotación de los que la Junta Municipal de Agua y Saneamiento (JMAS) señala como antiguos pozos de riego que, ante la expansión urbana y la poca o nula actividad agrícola de las zonas en las que se ubican, son actualmente destinados a usos ajenos a los que estn autorizados.

Tales usos se ven reflejados principalmente en el funcionamiento de espacios recreativos con alberca, o el llenado clandestino -mediante improvisadas garzas de extracción- de pipas de transportación de agua que operan al margen de pagos de derechos y los controles de organismos operadores como, en este caso, la JMAS.

Según se pudo constatar en al menos cinco puntos visitados por este medio al oriente y sur de la ciudad, se trata de pipas de diversos tipos y capacidades que van de los 10 mil a los 20 mil litros por viaje que, en muchos de los casos, acuden a toda hora a esos pozos para ser llenadas.

Posteriormente trasladan el agua para ser vendida y utilizada en el riego de parques, jardines privados y terracerías, además de hoteles, lugares de lavado de autos, maquiladoras, centros comerciales y, principalmente, para el rea de construcción, todo mediante un pago que va directo a manos de particulares, evadiendo el pago de los derechos de uso y extracción correspondientes.

En ciertos casos y al margen de las acciones de vigilancia sanitaria (segn palabras del ingeniero Manuel Herrera, director de Ingeniería y Proyectos de JMAS), algunos incluso se avientan literalmente "sus liebritas" llevando agua de condiciones dudosas para el consumo humano a colonias donde no existe el servicio de agua entubada.

(...)

Y es que el descontrol que actualmente existe en esta actividad, propicia que haya una extracción mucho mayor del nivel de agua permitida, provocando que la disponibilidad de agua potable disminuya con mayor celeridad.

Un descontrol y un mercado negro potencialmente lucrativo en tiempos de crisis hídrica, que algunos investigadores del tema no descartan atribuirlo a actos de corrupción como los detectados anteriormente en instancias encargadas de la supervisión y control en otros sectores del pas.

Entre estos investigadores destacan Dalia Toledo, directora de Finanzas Públicas y Anticorrupción de Ethos Innovación en Políticas Publicas y Cuauhtémoc Osorno Córdova, investigador y consultor en polticas publicas y derechos humanos al agua, e integrante de la Red Mexicana de Cuencas.

En entrevistas concedidas a este medio, ambos investigadores consideran que en esto es más que probable que puede estar operando -además de lo detectado en otros estados como Nuevo León, Estado de México y la capital del país-, una compleja red de lucrativas complicidades que incluyen a compradores, concesionarios dispuestos a ceder sus derechos, coyotes y organismos operadores de agua, adems de la propia Conagua.

Lee la nota completa en: https://nortedigital.mx/el-mercado-negro-del-agua/