¿Austeridad electoral?

EthosNoticias y Eventos

¿Austeridad electoral?

Foto: Cámara de Diputados

Por: El Economista 

(…)

INCLUSIÓN. El paquete presupuestal presentado por la Secretaría de Hacienda ante la Cámara de Diputados, para su análisis y aprobación, incluye un Anexo Transversal Anticorrupción (ATA) en el presupuesto de Egreso de la Federación. La propuesta contempla destinar 3,315.8 millones de pesos para el combate de la corrupción y las dependencias que dispondrán de la mayor cantidad de recursos para poder cumplir con las 40 prioridades de la Política Nacional Anticorrupción, son: el Consejo de la Judicatura Federal con 1,504.7 millones de pesos, la Secretaría de la Función Pública, con 1,116.3 millones y la Unidad de Inteligencia Financiera, con 170 millones. La Fiscalía Anticorrupción tiene asignado 123.5 millones de pesos, lo que representa 0.7% de los recursos destinados a la Fiscalía General. La publicación del ATA es un avance en materia de transparencia presupuestaria del gasto anticorrupción. Sin embargo, es claro que aún queda un largo camino por recorrer, pues deben incluirse en el ejercicio otras dependencias que participan en la lucha anticorrupción, y se deben generar indicadores de resultados para poder medir la eficiencia y eficacia del gasto.

 

Lee la columna completa aquí 

Contenido Relacionado

Contenido Relacionado

Plaguicidas de alta peligrosidad consumen los campos mexicanos y dañan nuestra salud

En nuestro país está autorizado el uso de 183 plaguicidas considerados como altamente peligrosos, que se han usado en 57% de las unidades de producción agrícola entre 2014 y 2019.

Voces Anticorrupción en México: nuestros aciertos y desafíos

En el webinario «Voces Anticorrupción en México» especialistas de la sociedad civil organizada, el periodismo y el servicio público hablaron de los retos que tenemos en el país al combatir la corrupción y destacaron los riesgos de centralizar esta lucha en una persona o en un solo actor.

Re-imaginemos nuestros sistemas alimentarios locales

Este diálogo convocado por la sociedad civil, abordó dos vías de acción: adoptar modalidades de consumo sostenible y promover medios de vida equitativos.