De cada 100 mil trámites, en el 12.59% hay corrupción: ONG

5581

26 de mayo, 2017 | Por: La Crónica

José Luis Chicoma dice que Sinaloa, Chihuahua, Michoacán y la CDMX tienen un mayor número de usuarios de servicios públicos que cometieron algún acto corrupto.

[apss_share] 

En cada 100 mil operaciones que realizan servidores públicos en general, en México, 12 mil 590 —el 12.59 por ciento—, hay actos de corrupción, denunció este jueves ante el INAI, “Ethos laboratorio de políticas públicas”, al presentar su reporte Descifrando la corrupción.

El director general del organismo, José Luis Chicoma, afirmó que los estados de Morelos, Sinaloa, Chihuahua, Michoacán y la Ciudad de México son las cinco entidades que tienen un mayor número de usuarios de servicios públicos que experimentaron algún acto corrupto.

Sostuvo que no obstante la construcción de leyes e instituciones que buscan la prevención, investigación y sanción de los delitos relacionados con la corrupción, “éstas no son funcionales y por lo tanto no se están ejerciendo los pesos y contrapesos que un Estado de Derecho democrático debería garantizar”.

En el estudio dado a conocer en la sede del Instituto Nacional de Acceso a la Información (INAI), se señala que si bien el Sistema Nacional Anticorrupción (SNA), establece lineamientos para solventar el problema de corrupción en México, tiene diversas limitaciones como por ejemplo la falta de reformas en la elaboración del gasto público, fortalecer el contrapeso del Poder Legislativo, no se fomenta la participación ciudadana, y no contempla reformas al gasto de campañas electorales.

Añade el documento que la desconfianza de la ciudadanía provoca que las acciones gubernamentales de combate a la corrupción sean ineficaces porque no querrán participar en ellas.

Lo anterior, gracias a que la percepción ciudadana es que “la corrupción es inherente al gobierno”, y por lo tanto considera al Estado “débil y no digno de su confianza”.

Como ejemplo de ello, Chicoma resaltó la escasa confianza de los mexicanos en sus legisladores —diputados y senadores—, que, de acuerdo con el IMCO (Instituto Mexicano para la Competitividad), en el 2015, tenían una calificación promedio de 8.5, donde 10 es lo más corrupto posible.

En el estudio se resalta, también, que la corrupción no solo afecta a los ciudadanos cuando realizan un trámite o solicitan un servicio, sino que limita la capacidad de las empresas para hacer negocios.

Publicado en: La Crónica

Tema: Anticorrupción y Transparencia

[apss_share]

CONTENIDO RELACIONADO