Debate: ¿El gobierno de AMLO realmente combate la corrupción?

El Encuentro Nacional Anticorrupción concluyó con un debate, moderado por Ricardo López Cordero, de En Esta Esquina, sobre el combate a la corrupción en el gobierno encabezado por el presidente Andrés Manuel López Obrador. Participaron a favor, Jesús Robles Maloof, Coordinador General de Ciudadanización y Defensa de Víctimas de la Corrupción, de la Secretaría de la Función Pública, y el politólogo Antonio Attolini; y en contra, Juan Zepeda, Presidente de la Comisión Anticorrupción en el Senado de la República, así como de Leonardo Núñez González, de MCCI. 

Entre otras acciones, Robles Maloof y Attolini mencionaron la lucha contra el huachicol, la disminución en los salarios de altos funcionarios, eliminar intermediarios en muchas acciones de gobierno y la reciente desaparición de los fideicomisos, que en su gran mayoría eran ineficaces y se prestaban la corrupción, así como el hecho de que por primera vez en 20 años, México subió 8 lugares en el índice de percepción sobre corrupción; esto, afirmaron, son pruebas de cómo se está combatiendo la corrupción.

En contraparte, Juan Zepeda afirmó que el combate a la corrupción es pura propaganda; recordó que la campaña de López Obrador giró en torno a que la corrupción era causante de problemas como la desigualdad, la delincuencia, los asesinatos, y el diagnóstico fue correcto, no así sus acciones, pues a dos años no pueden seguirse escudando en el pasado y si el combate a la corrupción fuera real, ya habría resultados. Además, dijo que el actual gobierno le ha otorgado contratos en el IMSS, en el ISSSTE, a una empresa de Juan Antonio Hinojosa, un contratista privilegiado por el gobierno de Peña Nieto, involucrado en el escándalo de corrupción de la Casa Blanca.

Asimismo, Leonardo Núñez expresó que de acuerdo con una encuesta levantada por MCCI, en 2020 el 75.2 % de los encuestados consideró que, al aplicar la ley, el actual gobierno da trato preferencial a algunas personas, 3 de cada 4. La gente está viendo algo, que ese combate a la corrupción no está sucediendo. También citó al INEGI que, en su Encuesta Nacional de Calidad e Impacto Gubernamental, que se levantó en 2019, según la cual el costo de la corrupción pasó de 7,780 millones de pesos en 2017 a 12,769 en 2019, es decir, en promedio, el costo de la corrupción por persona en 2017 era de 2,450 pesos, y en 2019 fue de 3,822 pesos, un incremento de 56%. 

Antes de escuchar los argumentos de los participantes, se realizó una votación por parte del público, en la que 40% estaba convencido de que se combate a la corrupción, 28% estuvo indeciso y 32% afirmó que no. Al final, luego de escuchar a los participantes, la votación final cambió drásticamente: 74% de quienes votaron coincidieron en que el actual gobierno no combate la corrupción.

 

Contenido Relacionado

Contenido Relacionado

Agua potable y saneamiento urbano: una gestión de soluciones a cuentagotas

En México nos enfrentamos a una crisis de agua. La disponibilidad del líquido es cada vez más limitada y su gestión es más compleja. Conoce nuestras propuestas para atacar el problema.

¿Podría la corrupción llegar a vulnerar la democracia en México?

En América Latina, la mayoría de los países han mantenido el mismo nivel de corrupción al pasar de los años. Incluso, en algunos casos, ha empeorado. En consecuencia hay una desilusión de la ciudadanía en torno a las promesas incumplidas y se suele diluir la legitimidad de los discursos y acciones de la clase política.

América Central, al filo de la catástrofe climática

En Centroamérica, la crisis humanitaria ocasionada por el cambio climático es evidente y creciente a lo largo de toda la región, como resultado de la degradación de los sistemas agrícolas, el desplazamiento por el incremento en el nivel del mar, la presencia de eventos climáticos extremos y los efectos económicos que estos eventos implican.