Doce lecciones para el sector pesquero tras doce meses de pandemia

14169

Doce lecciones para el sector pesquero tras doce meses de pandemia
abajo en el mundo post COVID-19

La llegada del COVID-19 nos tomó a todos por sorpresa. Nadie en el mundo estaba completamente preparado para hacer frente a una crisis así, que lleva ya más de un año sin resolverse. Datos de la FAO muestran que más de 3 mil millones de personas alrededor del mundo dependen de pescados y mariscos para nutrirse y que otros millones de personas participan en toda la cadena de producción pesquera.

En México, el sector pesquero fue uno de los más impactados por la pandemia. Según datos de la industria, sus ventas bajaron en 85% en abril de 2020 y miles de embarcaciones permanecieron paradas o trabajando a baja capacidad en varios estados del país. Esta disminución de la demanda de productos del mar, la caída de precios y los cambios en las cadenas de suministro nacionales e internacionales, son solo algunos de los retos que tuvo que atravesar la pesca. Ante este escenario, el sector pesquero ha tenido que reinventarse y adaptarse para no morir.

En el reporte Lecciones de una Pandemia: poniendo a prueba la resiliencia del sector pesquero mexicano, presentado recientemente por EDF de México, Ethos Laboratorio de Políticas Públicas y la red de colaboración Impacto Colectivo por la Pesca y Acuacultura Mexicanas, presentamos un vistazo a la manera en que los diferentes actores involucrados en la pesca han hecho frente a la pandemia. Estas lecciones son un punto de partida para la reflexión y la adopción de mejores prácticas y principios de sostenibilidad para enfrentar nuevas y posibles crisis sistémicas en el futuro. Los embates del cambio climático, la seguridad alimentaria, la protección de la biodiversidad y el establecimiento de políticas públicas que aseguren la sostenibilidad en la pesca, son retos y tareas pendientes para el sector pesquero.

Lee la columna completa aquí.

CONTENIDO RELACIONADO