El armamento fiscal para el 2021

13298

Por: El Economista 

Durante el 2020 era común escuchar comentarios en torno al deseo, e incluso urgencia, de que finalizara el año. Ello atendía a los efectos nocivos generados por la Covid-19, los cuales, desafortunadamente no desaparecieron con la llegada del 2021. A pesar de que los problemas generados son de diversa índole, los más graves siguen estando relacionados con la salud y la economía.

Recientemente el Banco Mundial señaló que, de todas las recesiones desde 1990, la provocada por la pandemia ha generado las caídas más pronunciadas en los pronósticos de crecimiento económico a nivel mundial. Desafortunadamente, frente a este escenario México no es la excepción.

Es común que las contracciones económicas afecten negativamente la recaudación tributaria y esta a su vez al gasto público. En este contexto, voces expertas se han manifestado a favor de realizar cambios en la política fiscal mexicana para garantizar que se atiendan adecuadamente las necesidades en materia de salud, además de todos los otros problemas que en el país se han venido agravando: pobreza, inseguridad, violencia, desempleo, entre otros.

Lee la columna completa aquí

CONTENIDO RELACIONADO