El COVID-19 amenaza con elevar los 25.5 millones de personas que padecen hambre

EthosNoticias y Eventos

El COVID-19 amenaza con elevar los 25.5 millones de personas que padecen hambre

La seguridad alimentaria será otra víctima de la pandemia de COVID-19. Instituciones y expertos prevén un incremento en el número personas con carencia alimentaria en el país, que hasta 2018 eran 25.5 millones, de acuerdo con el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval). La contingencia sanitaria puede empeorar la situación principalmente debido a la caída de los ingresos en los hogares.

El problema no es exclusivo de México. A nivel mundial, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés) estima que habrá un aumento de 130 millones de personas afectadas por el hambre crónica en todo el planeta para finales de 2020.

“Se viene una crisis alimentaria en gran parte del mundo y en México. El hambre en gran parte tiene que ver con los ingresos para pagar por alimentos, y se estima que entre 13 y 16 millones de personas van a caer en pobreza extrema, que es el principal indicador de que va a haber hambre”, dijo en entrevista José Luis Chicoma, director de Ethos Laboratorio de Políticas Públicas.

 

Lee la columna completa aquí 

Contenido Relacionado

Contenido Relacionado

Agua potable y saneamiento urbano: una gestión de soluciones a cuentagotas

En México nos enfrentamos a una crisis de agua. La disponibilidad del líquido es cada vez más limitada y su gestión es más compleja. Conoce nuestras propuestas para atacar el problema.

¿Podría la corrupción llegar a vulnerar la democracia en México?

En América Latina, la mayoría de los países han mantenido el mismo nivel de corrupción al pasar de los años. Incluso, en algunos casos, ha empeorado. En consecuencia hay una desilusión de la ciudadanía en torno a las promesas incumplidas y se suele diluir la legitimidad de los discursos y acciones de la clase política.

América Central, al filo de la catástrofe climática

En Centroamérica, la crisis humanitaria ocasionada por el cambio climático es evidente y creciente a lo largo de toda la región, como resultado de la degradación de los sistemas agrícolas, el desplazamiento por el incremento en el nivel del mar, la presencia de eventos climáticos extremos y los efectos económicos que estos eventos implican.