El COVID-19 amenaza con elevar los 25.5 millones de personas que padecen hambre

EthosNoticias y Eventos

El COVID-19 amenaza con elevar los 25.5 millones de personas que padecen hambre

La seguridad alimentaria será otra víctima de la pandemia de COVID-19. Instituciones y expertos prevén un incremento en el número personas con carencia alimentaria en el país, que hasta 2018 eran 25.5 millones, de acuerdo con el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval). La contingencia sanitaria puede empeorar la situación principalmente debido a la caída de los ingresos en los hogares.

El problema no es exclusivo de México. A nivel mundial, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés) estima que habrá un aumento de 130 millones de personas afectadas por el hambre crónica en todo el planeta para finales de 2020.

“Se viene una crisis alimentaria en gran parte del mundo y en México. El hambre en gran parte tiene que ver con los ingresos para pagar por alimentos, y se estima que entre 13 y 16 millones de personas van a caer en pobreza extrema, que es el principal indicador de que va a haber hambre”, dijo en entrevista José Luis Chicoma, director de Ethos Laboratorio de Políticas Públicas.

 

Lee la columna completa aquí 

Contenido Relacionado

Contenido Relacionado

Los think tanks: cómo atraer y mantener el talento laboral

El impacto del trabajo que se realiza en los think tanks, oportunidades de crecimiento, flexibilidad y un salario emocional, son algunos de los factores que atraen y mantienen el talento joven dentro de nuestras organizaciones, opinó Liliana Alvarado en el Think Tank Talent for the Future Forum.

Acelerador o freno de la economía: Los gastos fiscales como instrumento de política pública

¿Sabes qué son los gastos fiscales y por qué es importante su fiscalización? En este video Arturo Franco te explica la situación en nuestro país y cuáles son nuestras propuestas.

¿La competencia política y alternancia acaba con la corrupción?

La pura competencia política no resuelve el problema de la corrupción; es más, crea nuevos problemas pues vuelve a las elecciones una lucha por perpetuarse en el poder para garantizar impunidad.