El Libro Vaquero anticorrupción

4174

5 de marzo, 2017 | Por: Reforma-Revista R

La historieta anticorrupción pretende cambiar la forma de actuar en situaciones en las que se permite la corrupción.

[apss_share] 

La historia es simple, y ocurre todos los días en México: el chofer de un camión repartidor de víveres viola el reglamento de tránsito; se topa con un policía que amenaza con multarlo, pero la libra “poniéndose la del Puebla” con un billete “de a quiñón”.

Al llegar al lugar donde entregarán la mercancía, el chofer y su acompañante narran con orgullo su “proeza”, pero se encuentran con dos mujeres que, justo antes de que ellos llegaran, platicaban sobre cómo tramitar los permisos de su negocio sin caer en las garras de los funcionarios que les piden una cuota para agilizar el papeleo.

Todo esto se narra en una edición especial del Libro Vaquero que busca traducir el lenguaje técnico del Sistema Nacional Anticorrupción, a la vida cotidiana.

Ethos Laboratorio de Políticas Públicas, se alió con un grupo plural de diputados y la embajada de Estados Unidos en México para producir una edición especial del Libro Vaquero, y darle difusión a un sistema que resulta incomprensible para el ciudadano común.

El Libro Anticorrupción no tiene más de 20 páginas, pero llegará a un amplio público: 118 mil ejemplares que se distribuirán a nivel nacional como un encarte del próximo número del Libro Vaquero; más otros 20 mil que se repartirán a grupos específicos.

“Buscamos que la sociedad tenga claros los cambios del Sistema Nacional Anticorrupción y que, a través de un lenguaje fuera del marco normativo, sea comprensible para el común de la población que no tiene un conocimiento técnico de la materia“, asegura José Luis Chicoma, director general de Ethos.

Chicoma explica que el nuevo modelo anticorrupción es un complejo sistema, con leyes, instituciones, organigramas y reparto de atribuciones, lo que dificulta una comprensión plena y un aprecio ciudadano hacia las nuevas instituciones.

“Son siete leyes muy complejas las que dan vida al Sistema Nacional Anticorrupción, y sólo un pequeño grupo de expertos puede entender qué son y su importancia”, dice.

“Nosotros hicimos una serie de focus groups para ver cómo íbamos a plantear el SNA a la ciudadanía, y descubrimos que el organigrama, las nuevas instituciones, cómo se organiza el Estado para combatir la corrupción, no necesariamente son de interés para la gente. A la gente le interesa más saber cuáles son las situaciones en las que puede contribuir para acabar con la corrupción“, añade Chicoma.

El Libro Vaquero, que se edita desde 1978, ha emprendido anteriores campañas institucionales con dependencias como Pemex, Conagua, Sagarpa, Semarnat, Infonavit, el gobierno del Estado de México, Imjuve o incluso el Partido Nueva Alianza, en un concepto denominado Custom Publishing.

En este caso, la embajada norteamericana financió la edición especial, como parte de un proyecto anticorrupción desarrollado por Ethos desde hace un año.

Así, los trazos característicos de los artistas que durante décadas han dado vida a una de las revistas de mayor consumo en México, se pusieron al servicio del combate a la corrupción.

Al final del Libro Anticorrupción, los choferes y las dos mujeres que platicaban sobre mordida, extorsión y coyotaje, descubren que aún sus pequeños actos forman parte del grave problema de corrupción que afecta a México.

Y concluyen: para que el SNA funcione, el ciudadano debe informarse, identificar los actos de corrupción, prevenirlos, denunciarlos y colaborar para que sean castigados.

Publicado en: Reforma

Tema: Finanzas Públicas

[apss_share]

CONTENIDO RELACIONADO