El medio ambiente, ¿otra víctima de la corrupción?

EthosNoticias y Eventos

El medio ambiente, ¿otra víctima de la corrupción?

La corrupción es un fenómeno que afecta todos los ámbitos de nuestra vida: va desde cuestiones como la educación, acceso a servicios públicos, hasta temas como el medio ambiente. Es por ello que dentro del Encuentro Nacional Anticorrupción se desarrolló un panel en el que Renata Terrazas, de Oceana; Eduardo Rolón, de Causa Natura, y Gerardo Carrasco, de Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad, hablaron sobre cómo afecta la corrupción al medio ambiente y qué se puede hacer para revertir esta situación. 

Para disminuir los riesgos en la gestión de recursos naturales, los panelistas destacaron que, además del trabajo coordinado de las organizaciones civiles, se necesita de más personas, de una ciudadanía que se involucre en lo que está pasando, que denuncie, que exija y que dé seguimiento a los temas. Pero también las instancias del Estado tienen un papel central, pues en la medida en que hay una respuesta de parte de la autoridad, los ciudadanos están más proclives a actuar. Además, para disminuir los índices de impunidad, tiene que haber castigos ejemplares a servidores públicos y empresas que corrompan para afectar el medio ambiente.

Renata Terrazas indicó que desde Oceana, comenzaron a lanzar campañas para entender qué está pasando en el océano. Y enfatizó que la transparencia se debe entender como parte de un engranaje amplio, no solamente se trata abrir datos, implica la participación ciudadana, la rendición de cuentas, transformar lo que no funciona, porque de otra manera, corremos el riesgo de convertirnos en un país muy cínico, donde la corrupción es transparente, o en una sociedad civil frustrada, porque no hay acciones en concreto que limite esos actos de corrupción. 

Desde Causa Natura, Eduardo Rolón compartió que se enfocan en impulsar la transparencia del área pesquera y han comenzado a trabajar con otras asociaciones el tema de agua y bosques. En este sentido, coincidió con Renata Terrazas en que para combatir la corrupción, la transparencia es un mecanismo básico, y si bien es cierto que hay una buena legislación en la materia, falta que se vaya permeando y aplicando en procesos administrativos y en la toma de decisiones, de manera que la gente pueda ver qué pasa en la administración pública con decisiones que afectan la explotación y el manejo de recursos naturales y en consecuencia, reaccione.

Por su parte, Gerardo Carrasco mencionó que una las formas más eficaces para combatir la corrupción, y que están poniendo en marcha desde MCCI es, además de las investigaciones científicas y periodísticas que publican, el litigio estratégico de la mano de las comunidades de determinadas zonas afectadas por grandes desarrollos e intereses particulares de las grandes empresas; así se logra generar incidencia, como fue el caso del municipio de Jilotzingo, Estado de México, donde lograron frenar un desarrollo inmobiliario. Así es como se puede poner un granito de arena en la defensa del medio ambiente.

Contenido Relacionado

Contenido Relacionado

La empresa social: su situación en México y modelos jurídicos en Latinoamérica

Para analizar la situación en la que se encuentran las empresas sociales en México y la experiencia de este modelo en Latinoamérica inició la serie de webinarios «Empresa social: una propuesta para las problemáticas sociales y ambientales en América Latina»

Las riesgosas verdades a medias de la industria tabacalera en México

Silvia Márquez y Lisa Grabinsky analizan en The Washington Post el discurso a favor del vapeo y cómo está relacionado con los intereses de la industria tabacalera.

Lo relevante son las auditorias no el auditor, recalcan expertos

La ASF no se está ensañando contra la 4T, sino que está haciendo su trabajo para hacer posible la rendición de cuentas, coinciden.