El nivel de paz empeora en México después de cinco años

5278

4 de abril, 2017 | Por: Institute for Economics and Peace

El IEP publicó el Índice de Paz México 2017, el cual registró una disminución en el nivel de paz después de haber comenzado a mejorar desde 2012.

[apss_share] 

El Índice de Paz México (IPM) 2017, elaborado por el Instituto para la Economía y la Paz (IEP, por sus siglas en inglés), dio a conocer que el nivel de paz en el país disminuyó 4.3% durante 2016. La principal razón es que la tasa de homicidio aumentó un 18%, lo que equivale a 16.7 homicidios por cada 100,000 habitantes. Esta proporción es muy superior al promedio global de 7.3.

La coordinadora del IPM en México, Patricia de Obeso, señaló que este indicador “arrastra los niveles de paz de México hacia abajo” ya que el país sigue estando “a más del doble del promedio mundial”.

Por otra parte, el índice —realizado a partir de datos oficiales del Inegi y del Sistema Nacional de Seguridad Pública— también señala que los cinco estados con mayor avance en los niveles de paz en los últimos seis años son Quintana Roo, Coahuila, Nayarit, Tamaulipas y Durango; mientras que los cinco con mayor deterioro en el mismo periodo son Colima, Zacatecas, Michoacán, Veracruz y Baja California Sur. Por ejemplo, en 2016, Colima tuvo una tasa de homicidio tres veces más alta en comparación con su nivel de 2011.

Esta es la primera vez que México presenta una disminución en el nivel de paz después de haber comenzado a mejorar en 2012. El peor año para el país fue 2011 como consecuencia de la guerra contra el narcotráfico y el crimen organizado lanzada por el gobierno.

No obstante, también existen algunos indicadores que mejoraron en 2016. Ejemplo de estos es que la tasa de delitos con violencia —violación, robo y asalto— disminuyó 9%, mientras que la tasa de presos sin condena se redujo un 13%.

[vc_images_carousel images=”10066,10046,10038″ img_size=”full” speed=”3000″ autoplay=”yes”]

En 2016, la violencia le costó al país 3.07 miles de millones de pesos, lo que equivale al 18% del PIB; es decir, 25,130 pesos por persona, monto que representa más de un mes de ingreso para el trabajador mexicano promedio. Del mismo modo, la violencia también tiene un efecto adverso en las empresas, las cuales identifican a la inseguridad y la delincuencia como su principal preocupación, muy por encima de otros temas como los impuestos y la corrupción.

De acuerdo con Steve Killelea, presidente ejecutivo del IEP, “el incremento en homicidios en México en 2016 es alarmante ya que dos años de alza en este delito impacta el avance de los cuatro años previos”.

Cabe destacar que el IPM se ocupa tanto de estudiar la violencia como de identificar los factores sociales clave que son el fundamento de la paz; a este término se le conoce como “Paz Positiva”. Dar seguimiento a los avances en este marco ayuda a identificar dónde deben darse inversiones estratégicas para asegurar la paz a largo plazo.

La Paz Positiva ha mejorado en México, ya que en los últimos años aumentó la matrícula de la enseñanza media superior y disminuyó el costo para abrir una empresa. También se han logrado avances moderados en cuanto al buen funcionamiento del gobierno y los bajos niveles de corrupción. Desde 2011, el número de personas que perciben menores niveles de corrupción en todos los cuerpos policiacos y el sistema de justicia ha mejorado un 13%.

En el Índice de Paz Global del IEP—la principal medición de paz en el mundo— México ocupa la posición 140 de los 163 países evaluados, evidenciando el reto que tenemos como país por mejorar las condiciones de bienestar de la población.

Para consultar el análisis completo del Índice de Paz México 2017, da clic aquí.

[vc_images_carousel images=”10045,10044″ img_size=”full” speed=”3000″ autoplay=”yes”]

CONTENIDO RELACIONADO