La labor del periodismo de investigación contra la corrupción en Sinaloa

Iniciativa Sinaloa 

“Centro Ciudadano de Investigación”

Muchos de los casos más emblemáticos de corrupción en México han sido exhibidos por el periodismo de investigación, lo que en su momento dio pie a que fueran investigados por las autoridades correspondientes.

Por lo anterior, organizaciones como Iniciativa Sinaloa son tan necesarias en el país. Esta Organización de la Sociedad Civil (OSC) fue fundada el 8 de junio del 2010 en la ciudad de Culiacán, Sinaloa, con la intención de investigar e incidir en las políticas públicas a favor de los Derechos Humanos. Sin embargo, poco a poco empezaron a notar que el periodismo de investigación relacionado con temas anticorrupción era una herramienta poderosa para visibilizar los problemas, generar sanciones y promover cambios legales.

Así, realizaron una investigación periodística llamada “Precasín: la caja negra del gobierno de Sinaloa”, que denunció prácticas opacas e ilegales en una constructora propiedad del gobierno. Esto ayudó para que el Congreso del Estado modificara la Ley de Obras en el apartado de administración directa, y la obligara a actuar con transparencia y con reglas claras.

Además, a través de una investigación periodística denominada “OPERACIÓN DESFALCO: La ordeña del erario” documentaron que en la última década 16 funcionarios y políticos de Sinaloa ––ex gobernadores, senadores, diputados, líderes de partidos, candidatos, alcaldes y secretarios de estado–– lograron obtener contratos o subsidios públicos mientras se hallaban en una posición de privilegio. Lamentablemente, y aunque no se ha concretado, tras la investigación fueron amenazados de emprender acciones legales en su contra. Después de publicar otros trabajos han sido objeto de campañas de desprestigio en redes sociales y hostigamiento de parte de agentes del gobernación local.

Hubo otro caso importante, el de Armando Villarreal, secretario de Administración y Finanzas de Sinaloa durante el periodo del ex gobernador Malova, a quien se le acusó de desvío de recursos. Iniciativa Sinaloa desarrolló una estrategia de difusión para dar a conocer el caso e involucrar a los ciudadanos en su seguimiento. Es así como hicieron transmisiones en vivo desde los tribunales, desarrollaron material gráfico y videos explicativos del estatus legal del caso, pero siempre con un lenguaje ciudadano y comprensible para la población.

La primera audiencia de este caso estuvo poco concurrida, ya que asistieron ––además de los interesados directos–– solo dos medios locales y algunos representantes de Iniciativa Sinaloa. Sin embargo, en parte por su estrategia de comunicación, a la segunda audiencia asistieron dos integrantes del Comité de Participación Ciudadana de Sinaloa, más de seis medios y otros representantes de la sociedad civil.

En la primera audiencia la administración de Quirino Ordaz Coppel aceptó un acuerdo donde el imputado repararía el daño patrimonial al estado de Sinaloa calculado en más de 300 millones de pesos con una “multa” de sólo 2 millones de pesos, con esta suspensión condicional del proceso, el imputado no iría a la cárcel. Ante este hecho, la jueza del caso, Sara Bruna, negó la suspensión condicional del proceso a Armando Villarreal Ibarra y a los otros dos ex funcionarios acusados, incluso, catalogó este acuerdo como “inmoral” debido a que no promovía la verdadera reparación del daño. 

Según Silber Meza, director de Iniciativa Sinaloa, “este gobierno entró con mucha disposición, la auditoría empezó a denunciar, la fiscalía le dio seguimiento a las carpetas, pero nosotros creemos que comenzó un pacto y (…) muchos de los que empezaron a acusar, ahora están defendiendo a los imputados”.

Iniciativa Sinaloa no sólo impulsa el periodismo de investigación y el cambio contra la corrupción en esta entidad, sino en toda la frontera norte de México a través del programa “Border Hub”, un proyecto del International Center for Journalists (ICFJ), liderado por el Border Center for Journalists and Bloggers (BCJB) y donde participan otras organizaciones. Este proyecto agrupa periodistas y medios de comunicación de la frontera México-Estados Unidos para investigar y publicar temas anticorrupción. A pesar de su corto tiempo de vida, esta red ya cuenta con investigaciones como “ICAI: cómplice de la opacidad en Coahuila”, “Las aguas negras de Kiko Vega en Baja California” y “Frontera de papel: desvíos de empresas fantasma en el norte de México”, entre muchas otras.

Por otro lado, gracias a su intenso activismo en Sinaloa han logrado que el Ejecutivo y el Legislativo estatal publiquen una nueva ley de Obras Públicas; han logrado que se transparenten las compras y la ocupación hospitalaria ante la pandemia provocada por la COVID-19, y han hecho que los procesos de implementación del Sistema Local Anticorrupción sean más abiertos a la participación ciudadana, públicos y transparentes, poniendo especial énfasis en los procedimientos de selección para los integrantes de los nuevos órganos anticorrupción.

OSC como Iniciativa Sinaloa ayudan a desentrañar las redes de corrupción en lo local: “En un estado capturado como el nuestro [y como la mayoría del país] lo único que nos queda es [a los corruptos] exhibirlos y que la ciudadanía tenga la información que deba de tener para que tome sus decisiones y les haga pagar el costo político [de ellas], pero para eso necesitamos información y no manipulación”, concluye Silber Meza, director de Iniciativa Sinaloa.

Contacto de Iniciativa Sinaloa.

Sitio web:http://iniciativasinaloa.org.mx/

Facebook: https://www.facebook.com/IniSinaloa

Instagram: https://www.instagram.com/IniciativaSinaloa/

Twitter: https://twitter.com/IniSinaloa