Eficiencia Energética: un plan para la reactivación nacional, desde lo local 

 

Mensajes Clave:

  • La crisis económica obliga a que el gobierno federal y los gobiernos subnacionales diseñen planes de recuperación. La eficiencia energética (EE) debe ser un elemento prioritario de estos planes porque disminuye emisiones de gases de efecto invernadero (GEI), genera empleos, contribuye a crear una sociedad de consumo sostenible y, de ser bien dirigida, crea inclusión y justicia social. 
  • Además, para los tomadores de decisiones, la EE es políticamente estratégica dado que contribuye a reactivar lo nacional, desde lo local. Para ello, proponemos un plan que priorice los hogares, la (re)construcción de edificios verdes y las ciudades sostenibles, al mismo tiempo que busque reducir la pobreza energética y promover la inclusión de grupos sociales históricamente desfavorecidos.
  • En la última década, el gobierno mexicano ha implementado programas y planes de EE con resultados positivos pero insuficientes ante los retos de la crisis económica actual. Se requiere mayor presupuesto para la Comisión Nacional para el Uso Eficiente de la Energía (CONUEE) y las agencias locales, y aumentar el gasto federalizado para proyectos y programas en EE.
  • Ante la escasez de recursos públicos, es fundamental impulsar mecanismos de financiamiento combinado -tales como las alianzas público-privadas-, sumar a la industria y facilitar el financiamiento de las PyMEs. 
  • Aumentar la EE y complementarla con Generación Solar Distribuida (GSD) en sectores con alto potencial de mitigación proporciona al gobierno estrategias de largo alcance para cumplir con sus compromisos internacionales de cambio climático: en particular, sus Contribuciones Nacionalmente Determinadas (NDC, por sus siglas en inglés), y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Agenda 2030 de las Naciones Unidas. 
Sobre este documento: Este policy brief es parte de una serie de documentos propositivos para promover una recuperación económica justa y resiliente a través de recomendaciones a nivel regional y nacional, desarrolladas por la Alianza Latinoamérica Sostenible. Fue elaborado por Yahir  Acosta, Ana Laura Barrón, Sebastián Guzmán y Laure Delalande. Los autores desean expresar su agradecimiento a Edith Bayer de la Agencia Internacional de Energía (IEA) y Ana Lepure (consultora de la IEA); Héctor Ledezma de la CONUEE; Antonio Urteaga del Banco Interamericano de Desarrollo (BID); Azucena Escobedo y David Morillón de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM); Efraím Castellanos del Gobierno de Durango; Violeta Rabi y Pinhas Zamorano (Espacio Público); y Ángela Solanilla (Transforma), por las entrevistas y/o comentarios que nos sirvieron de apoyo en la elaboración de este documento. Además del presente documento de política, para el caso mexicano, la serie considera propuestas sobre financiamiento climático y sistemas alimentarios en el contexto de la crisis por el COVID-19. En conjunto, se configuran como un paquete comprensivo para potenciar una recuperación sostenible. En la serie se presentan otros briefs a nivel nacional para Colombia y Chile.

1

La EE en el contexto de la Recuperación Justa y Resiliente

“La eficiencia energética debería estar hasta arriba en la lista de prioridades 

de los gobiernos que buscan una recuperación sustentable” 

Fatih Birol, Director de la Agencia Internacional de Energía, diciembre del 2020


En México, el
COVID-19 ha tenido un impacto devastador en muchos aspectos. En el sector laboral, la tasa de desempleo ha aumentado un 19% entre julio y septiembre del 2020 (INEGI, 2020). Los ingresos de las personas que tienen empleo han sido mermados en un 29% en la Ciudad de México, y en un 13% a nivel nacional (CONEVAL, 2020). En lo económico, se ha calculado que el PIB disminuirá del 9.1% para el 2020 (Banco de México, 2020). Si bien se espera un rebote para el 2021, con un crecimiento del PIB del 3.6%, se ha alertado que también aumentarán drásticamente los niveles de pobreza y desigualdad (OCDE, 2020). Necesitamos recuperarnos, de forma justa y resiliente.

La recuperación económica justa y resiliente promueve medidas que reflejan la interdependencia entre la economía, la salud y la sociedad con el ambiente para aumentar la inclusión social y bienestar de las personas, especialmente de las más vulnerables. Esto exige una transformación de los sistemas de producción y consumo hacia modelos sostenibles. Se rige por principios de: 1. Acción climática y protección ambiental; 2. Empleo decente; 3. Inclusión y protección social; y 4. Financiamiento con sentido a largo plazo (Latinoamérica Sostenible, 2020). 

La eficiencia energética (EE) es clave para el proceso de recuperación económica justa y resiliente, principalmente por tres razones: 1) genera empleos; 2) protege el medio ambiente y combate el cambio climático; y, 3) promueve la inclusión social y reduce la pobreza energética. Analicemos cada uno de estos aspectos.

La EE es una máquina generadora de empleos. La Agencia Internacional de Energía ha identificado a la EE como la estrategia que más empleos puede generar en todo el sector energético (IEA, 2020e). Por cada USD millón invertido, la EE crea entre 16 y 30 empleos (Task Force for a Resilient Recovery, 2020) en comparación con el sector oil & gas que genera tan solo 0.7 empleos (Efficiency Canada, 2020). Además, la EE aumenta la competitividad de la economía mexicana. En la última década, la EE contribuyó a emplear 10% menos de energía para producir un peso mexicano del Producto Interno Bruto (CIEP, 2020). Hacia adelante, se estima que el impacto de la EE en la economía mexicana puede llegar a representar el 1% del PIB (SENER, 2018), apoyando a la recuperación de los más de 7.5 millones de empleos perdidos por la crisis sanitaria (Instituto de Investigaciones Sociales – UNAM, 2020). 

De todo el sector energético, la EE es el subsector con el mayor potencial de reducción de emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI). Tan solo en 2019, la EE evitó un aumento de 200 MtCO2 globales, siendo esta la segunda fuente más grande de emisiones evitadas, solo detrás de las energías renovables (IEA, 2020a). Por ello, la EE es un elemento clave para que México alcance sus metas en materia de cambio climático, las cuales incluyen la disminución del 22% de las emisiones de GEI y del 51% de carbono negro para el año 2030 como producto del Acuerdo de París. 

Además, la EE puede ser una poderosa herramienta para promover la inclusión y justicia social. En México, el 11% de los hogares, equivalente a 3.5 millones de viviendas, se encuentran en condición de pobreza energética (CONUEE, 2020b). Lamentablemente, se espera que el porcentaje de hogares en esta condición aumente, dado que durante la crisis sanitaria los mexicanos están consumiendo más energía y percibiendo un menor ingreso. En este sentido, las estrategias que priorizan la EE y las energías renovables son más pertinentes que nunca, para sacar a más mexicanos de dicha condición. 

Recuadro 1. La EE como puente de desarrollo económico e inclusión social

La EE puede contribuir a que el país sea más incluyente, en particular en comunidades y zonas rurales. Por ejemplo, en el ejido San Diego de Tezains de Santiago Papasquiaro en la Sierra del Estado de Durango, la comunidad aprovecha de manera sostenible sus bosques, contando con certificaciones de la ONG Forest Stewardship Council. Ahí, el gobierno estatal encontró una oportunidad para desplegar por etapas un programa de apoyo a la comunidad en la gestión energética de su aserradero, el cual incluye el apoyo para la obtención de algún sello distintivo o certificación que permita dar aún mayor valor agregado a sus productos (Castellanos, 2020). 

En el presente documento, proponemos una estrategia integral para que la EE sea un motor de la reactivación económica justa y resiliente en México, identificado medidas en tres sectores clave: I. Hogares y Edificaciones; II. Ciudades Sostenibles; y III. Pobreza e Inclusión Social. Las medidas propuestas para cada sector están categorizadas en tres etapas para agilizar su implementación: 1. Contención; 2. Reactivación y 3. Recuperación (Latinoamérica Sostenible, 2020). 

2

Reactivemos lo nacional, desde lo local: Plan de Acción para la Recuperación a través de la EE en México

Nuestra propuesta para reactivar la economía de forma justa y resiliente es reactivar lo nacional desde lo local, con proyectos de EE. No hay entidad más ‘local’ que nuestros hogares, los edificios dónde trabajamos y las ciudades que habitamos. Los tomadores de decisiones encontrarán en este plan un amplio menú de medidas que crean empleos, ayudan al medio ambiente, y generan inclusión social. Además, reducen la facturación eléctrica y generan ahorros económicos. 

Tabla 1. Medidas sugeridas por sector y etapa

Medidas
Transversales
    ·  Capacitaciones y Acompañamiento técnico

    ·  Coordinación multinivel de gobiernos

    ·  Generación de datos e Indicadores para el uso ciudadano

    ·  Campañas de Comunicación

    ·  Medición de impacto y Evaluación de resultados

    ·  Refinamiento de regulación

SectoresEtapa de ContenciónEtapa de ReactivaciónEtapa de Recuperación 
I. Hogares y

Edificaciones

Reactivación de programas
de sustitución de electrodomésticos
Fortalecer códigos de construcción y crear mecanismos para vigilar cumplimient.Aumentar el financiamiento para retrofit y crear un fondo de construcción y renovación.
II. Ciudades sostenibles y eficientesContinuidad en la gestión de proyectos de alumbrado público eficienteCreación de un fondo para el desarrollo de proyectos de agua y saneamiento Subsidios/créditos para sistemas de Generación Solar Distribuida
III. Pobreza e
Inclusión Social
Subsidios en tarifas domésticas focalizados a poblaciones vulnerablesDesarrollo de programas de eficiencia energética en comunidades marginadasAmpliación de criterios de inclusión social y sostenibilidad en fondos federalizados
Sector estratégico I: Enverdecer hogares y edificaciones

Los hogares contribuyen al 21% de las emisiones de CO2 (Naciones Unidas, 2020), mientras que los edificios representan casi el 30% de estas, tanto a través de la quema de combustibles para sistemas de calefacción como por el consumo de electricidad (IEA, 2019b); es decir, el 51% del CO2 global proviene de hogares y edificios. En economías emergentes como México y Latinoamérica, la brecha de inversión para la construcción de edificios con lineamientos sostenibles se estima en USD 1 billón anual (IFC, 2018). Las alianzas público-privadas, el financiamiento combinado, la inversión privada, además de planes gubernamentales de recuperación, pueden ayudar a cerrar esas brechas, de ser implementadas simultáneamente.

Recuadro 2. Medidas en eficiencia energética para la recuperación justa y resiliente

Sector estratégico I: Enverdecer hogares y edificaciones

Medida 1. Reactivación de programas de sustitución de electrodomésticos.

Medida 2. Fortalecer códigos de construcción y crear mecanismos para vigilar cumplimiento.

Medida 3. Aumentar el financiamiento para retrofit y crear un fondo de construcción y renovación.

Instituciones involucradas: SENER, CONUEE, FIDE, Agencias Estatales y Municipales de Energía, y, Gobiernos Locales.

Medida 1. Reactivación de programas de sustitución de electrodomésticos 

Los esquemas de consumo de energía en los hogares han sido afectados por la crisis sanitaria, en donde el aumento en los patrones de uso de los electrodomésticos tendrá como efecto la emisión de 1.1 MtCO2 en un año (IEA, 2019a). Por ello, es importante que la recuperación empiece en casa. 

En la práctica, países y gobiernos locales se han dado cuenta de lo prioritario de este sector para la recuperación económica, por su potencial de reducción de emisiones y por su alta resiliencia. En Australia, por ejemplo, el gobierno de la provincia de Victoria anunció en noviembre del 2020 un paquete económico por USD 592 millones en apoyos para la sustitución de electrodomésticos con altos estándares de EE en hogares (IISD, 2020). 

México cuenta con el antecedente del Programa de Sustitución de Electrodomésticos (PSEE) a cargo del Fideicomiso para el Ahorro de Energía Eléctrica (FIDE), el cual se formuló en el marco de la crisis financiera mundial de 2008 como una medida del Gobierno Federal para apoyar a las familias mexicanas, otorgando apoyos directos y de financiamiento para la sustitución de refrigeradores y equipos de aire acondicionado (FIDE, 2019). El monto de este programa ascendió a los 12,772 millones de pesos al terminar su ciclo operativo en 2012. Nuestra recomendación es relanzar un nuevo programa con un monto similar de fondos con el objetivo de modernizar los electrodomésticos de los hogares, especialmente aquellos situados en zonas de alta marginación.

Medida 2. Fortalecer códigos de construcción y crear mecanismos para vigilar su cumplimiento

La crisis sanitaria ha cambiado nuestros patrones de actividad, y con ello el uso tradicional de las instalaciones y la demanda en la intensidad energética, tanto en los centros de trabajo como en los hogares. Los edificios son importantes consumidores de energía en México, representando el 20% del total nacional, y presentan oportunidades de mejora en términos de EE. El reto está en la actualización y adecuación de códigos y reglamentos para el diseño y construcción de edificaciones

A nivel internacional, se han comenzado a implementar medidas con este fin. Tal es el caso del plan de acción de enfriamiento ecológico y de alta eficiencia, implementado por China en 2020, el cual incluye estándares mínimos mejorados de rendimiento energético para aires acondicionados en viviendas (IEA, 2019a). 

En México, la SENER, junto con la CONUEE, presentaron una Hoja de Ruta para el Código y Normas de Eficiencia Energética para Edificaciones con un horizonte a 30 años que permita 1) establecer una regulación efectiva para generar ahorros energéticos en edificaciones; 2) adoptar y aplicar este código a nivel nacional y, 3) que hacia 2050, los edificios cero emisiones sean el común denominador en México (SENER, 2020). 

Nuestra recomendación es fortalecer los códigos de construcción de edificaciones y viviendas nuevas bajo estándares obligatorios de EE establecidos en las normas de construcción y su incorporación a nivel local en los reglamentos de construcción estatales y municipales. En particular, el fortalecimiento de la vigilancia del cumplimiento es clave.

Medida 3. Aumentar el financiamiento para retrofit y crear un fondo de construcción y renovación.


En edificios y hogares, la crisis sanitaria ha sido un factor determinante para postergar la instalación de equipos y sistemas eficientes que permitan generar ahorros, tales como equipos de aislamiento, sistemas de calefacción y refrigeración (IEA, 2020a); aunado a las barreras relacionadas con el limitado acceso al financiamiento. Por ello son necesarios los fondos de apoyo que incentiven la adopción de medidas de retrofit en la construcción y renovación de vivienda y edificaciones.


Nuestra propuesta es la creación de un fondo público revolvente de apoyo a la estructuración de proyectos de retrofit para la renovación del equipamiento de alto consumo en hogares y edificaciones: aires acondicionados, sistemas de iluminación y revestimientos para aislamiento térmico, principalmente. 

Actualmente, México se enfrenta a los efectos de la desaparición del Fondo para el Cambio Climático, a través del cual se destinaban recursos a nivel federal para la atención de medidas relacionadas con la mitigación y adaptación al cambio climático. Sin embargo, a nivel estatal, las entidades federativas pueden diseñar y hacer uso de sus propios mecanismos financieros para el impulso de sistemas e infraestructura eficiente energéticamente, a través de la reinversión de los ahorros generados por los mismos proyectos de EE.

Se pueden encontrar referentes relevantes en el uso de estrategias para el financiamiento de edificaciones energéticamente eficientes en Europa. Un ejemplo es la Ciudad de Stuttgart (Alemania), que implementó un fondo revolvente para medidas de eficiencia en energía y agua, con un ahorro por 7,200 tCO2 al año, o el caso de España, a través del Fondo Nacional de Eficiencia Energética (FNEE), con el financiamiento de proyectos de EE para la generación de ahorros en hogares y edificaciones (MITECO, 2020).

Sector estratégico II: Ciudades sostenibles y eficientes

Las ciudades hoy son habitadas por más de la mitad de la población mundial, y para 2050 la cifra aumentará a 70% (IFC, 2018). Estas a su vez son responsables del 70% de las emisiones de CO2 a nivel mundial (C40, 2018). Siendo así, el papel que desempeñan las ciudades debe superar los enfoques tradicionales de urbanización, centrando sus esfuerzos y recursos hacia el desarrollo de entornos más sostenibles y servicios públicos más eficientes. Para lograrlo durante los próximos 15 años, se necesitará una inversión de USD 93 billones  en infraestructura de bajas emisiones (ONU, 2019). La conformación de programas y mecanismos de inversión son fundamentales para alcanzar este fin.

Recuadro 3. Medidas en Eficiencia Energética para la Recuperación Justa y Resiliente

Sector Estratégico II: Ciudades Sostenibles y Eficientes

Medida 1. Continuidad en la gestión de proyectos de alumbrado público eficiente 

Medida 2. Creación de un fondo para el desarrollo de proyectos de agua y saneamiento 

Medida 3. Subsidios/créditos para sistemas de Generación Solar Distribuida

Instituciones involucradas: SENER, CONUEE, CONAGUA, CFE, Organismos Operadores de Agua Municipales y Estatales, Agencias Estatales y Municipales de Energía y Gobiernos Locales. 

Medida 1. Continuidad en la gestión de proyectos de alumbrado público eficiente

En México, la evolución desordenada de los municipios ha provocado que el costo de servicios públicos como el alumbrado aumente y que el presupuesto local sea insuficiente (CEPAL, 2016). En la Ciudad de México, este servicio cubre el 27% del gasto en energía. A nivel nacional se estima una erogación por 15,000 millones de pesos anuales (CEPAL, 2016).La CONUEE estima que el alumbrado público ocupa 2.25% del consumo de energía eléctrica nacional (SENER, CONUEE, 2016). Las implicaciones negativas a las finanzas públicas por la crisis sanitaria, demandan el desarrollo de alternativas que generen ahorros, aspecto donde la EE puede ser una solución. Un ejemplo de ello es el Programa de Descarbonización del Sector Estatal de Nueva Zelanda, con un monto de inversión de USD 142 millones, dirigido a mejorar la eficiencia energética y reducir las emisiones en el sector público (IEA, 2019a). Esta financiación apoya proyectos de descarbonización que incluyen, entre otros servicios, el alumbrado eficiente (IEA, 2019a).

En México, la SENER, en colaboración con la CONUEE, han desarrollado desde el 2010 el Proyecto Nacional de Eficiencia Energética en Alumbrado Público Municipal, el cual ha generado ahorros por 641.5 millones de pesos en la implementación de 33 proyectos en diversos municipios del país (CONUEE, 2019).

Nuestra propuesta es aumentar el número de proyectos, duplicando los recursos que permiten su desarrollo a través del Fondo para la Transición Energética y el Aprovechamiento Sustentable de la Energía (Fotease), que aporta el 15% de la inversión total para estos proyectos. El aumento se puede pagar con los ahorros creados por los nuevos proyectos, si el Fotease funciona como un fondo revolvente, y no solo como un subsidio. 

Medida 2. Creación de un fondo para el desarrollo de proyectos de agua y saneamiento

En México, tan solo el 53.6% de la población tiene acceso diario a agua en su vivienda (CONEVAL, 2020). Esta cifra es alarmante; lo es aún más contextualizada a la crisis sanitaria, la cual demanda estándares de saneamiento altos. La mala gestión del agua en México se debe principalmente a limitaciones operativas locales; en promedio, solo se cobran 67 de cada 100 litros, es decir, que el servicio de agua y saneamiento opera con pérdidas, y requiere de un peso de subsidio por cada tres de ingresos propios (IMCO, 2014).

En el entendido de esa problemática, existen en México experiencias de programas con resultados destacados, como el Programa de Agua Potable, Drenaje y Tratamiento (PROAGUA) creado en 2016 bajo la coordinación de CONAGUA y el respaldo financiero de BANOBRAS. Ha apoyado hasta con el 49% del monto total de proyectos para el incremento en la cobertura de agua potable y saneamiento en el país (CONAGUA, 2019) que centren sus alcances en mejorar la eficiencia operativa a través de medidas como el ahorro de energía.

Nuestra recomendación es que el gobierno destine recursos para crear un fondo que impulse la implementación de este tipo de programas, ampliando el alcance para el desarrollo de proyectos que busquen fomentar la eficiencia y gestión operativa de los servicios de agua y saneamiento a nivel local. Esto puede lograrse a través de la modernización de la infraestructura, capacitaciones, e intervenciones para evitar fugas de agua que provocan desperdicios de hasta el 35%. El financiamiento de un programa de estas características puede llevarse a cabo por medio de alianzas público privadas (conocidas en México como APP o PPS), a través de la coinversión y la distribución de riesgos con el sector privado.

Medida 3. Subsidios/Créditos para sistemas de Generación Solar Distribuida 

El confinamiento de cientos de millones de personas debido a la crisis sanitaria ha aumentado el consumo energético en los hogares y, por lo tanto, las emisiones y el gasto en electricidad de las familias (IEA, 2020a). En México, el uso de dispositivos electrónicos representa el 15% de la facturación en tarifas domésticas. Sin embargo, tras la crisis, dicha cifra concentra ahora el 80% (CFE Suministro Básico, 2020). Atendiendo esta problemática, el Task Force for a Resilient Recovery de Canadá recomendó, en su plan de recuperación económica de septiembre del 2020, invertir en viviendas y edificios con estándares de EE y resiliencia climática, con un monto sugerido de USD 2.1 billones para los próximos 5 años (TFRR, 2020), en donde los esquemas de generación de energía renovables son complementarios a la EE y representan una alternativa de ahorro y resiliencia climática a largo plazo.  

En este aspecto, nuestra propuesta es la conformación de paquetes de subsidios (hogares marginados) y créditos (hogares prósperos y negocios) para el desarrollo de proyectos de Generación Solar Distribuida (GSD), focalizando esos apoyos en hogares de clima templado y en el sector servicios (en donde se encuentra el mayor costo-beneficio) con montos de créditos propuestos entre los 50,000 y 150,000 pesos. Se recomienda incorporar este tipo de tecnologías incorporadas a programas vigentes como el ‘Mejoravit Verde’ del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit).

Recomendamos también que los estados otorguen estímulos económicos a MIPyMES para el uso de tecnologías de GSD y calentamiento solar de agua. El uso de estos instrumentos está previsto en la Estrategia de Transición para Promover el Uso de Tecnologías y Combustibles más Limpios como una mejor práctica para instrumentar la política pública de EE. A nivel subnacional ya hay ejemplos prácticos. En la Ciudad de México en el Programa Ciudad Solar, el cual devuelve hasta el 30% del costo total de los sistemas de generación (SEDECO, 2019). 

Otro mecanismo para incentivar la adopción de estas tecnologías son los estímulos fiscales. A nivel federal, se pueden deducir hasta el 100% de las inversiones para la generación de energía renovable (Ley del Impuesto Sobre la Renta) y a nivel local, algunos estados descuentan un porcentaje del impuesto predial por el uso de tecnologías verdes. Por ejemplo, el Municipio de Zapopan, Jalisco, ofrece hasta un 25 % de descuento en el pago del impuesto predial a los contribuyentes que utilicen en sus viviendas calentadores solares, captación y reúso de aguas pluviales o celdas solares (Zapopan, 2018).

Sector estratégico III: Paridad energética como mecanismo de inclusión social

En 2018, el 41.9% de los mexicanos se encontraba en situación de pobreza y el 7.4% en condiciones de pobreza extrema (CONEVAL, 2018). El panorama de desaceleración económica conlleva un aumento significativo de estos porcentajes, pudiendo alcanzar el 49.5% y 17.4% respectivamente (CEPAL, 2020). La precariedad económica se traduce, entre otros aspectos, en viviendas que no cuentan con los servicios básicos; uno de ellos es el acceso a energía eléctrica. En México, cerca del 11% de los hogares se encuentra en condición de pobreza energética, lo que representa 3.5 millones de viviendas (CONUEE, 2020b). En este contexto, la paridad energética, entendida como la igualdad de condiciones para el acceso a la energía, debe ser considerada como un mecanismo que permita acortar las brechas económicas que se están acentuando.

Recuadro 4. Medidas en Eficiencia Energética para la Recuperación Justa y Resiliente

Sector estratégico V: Paridad energética como mecanismo de inclusión social

Medida 1. Subsidios en tarifas domésticas focalizados a poblaciones vulnerables

Medida 2. Desarrollo de programas de eficiencia energética en comunidades marginadas

Medida 3. Ampliación de criterios de inclusión social y sostenibilidad en fondos federalizados

Instituciones involucradas: SENER, CONUEE, CFE, Secretaría de Hacienda y Crédito Público, Secretaría de Economía, Agencias Estatales y Municipales de Energía y Gobiernos Locales.

Medida 1. Subsidios en tarifas domésticas focalizados a poblaciones vulnerables

El subsidio a la energía eléctrica en México representa un cargo al erario de 40 mil millones de pesos al año (CONUEE, 2020b). Sin embargo, aunque la intención es buena, este subsidio no está focalizado, por lo cual funciona de manera regresiva brindando mayores beneficios para los deciles poblacionales más favorecidos (CONUEE, 2020b). Con este antecedente proponemos focalizar este tipo de aportación gubernamental con la intención de beneficiar, en primer lugar, a las poblaciones más vulnerables del país, priorizando aquellas con un menor ingreso económico.  

A nivel internacional, destaca el caso de Antara, Indonesia, donde el gobierno ha puesto en marcha un programa que busca beneficiar a usuarios en condiciones vulnerables, con un subsidio de hasta el 100% del valor de la factura de energía y con cobertura para 24 millones de habitantes (Antara News, 2020). 

En México, la creación de la tarifa Doméstica de Alto Consumo (DAC) en 2002 tuvo como propósito distribuir el cobro de energía en usuarios con mayores niveles de consumo en hogares. Con la crisis sanitaria, la CFE, mediante un acuerdo con la SHCP, exentó a 4.7 millones de usuarios (eso es, el 10% de los consumidores del servicio de energía eléctrica) de la tarifa DAC, lo cual equivale a un apoyo por $7 millones de pesos (CFE, 2020). La aplicación de esta medida puede considerarse como funcional en términos de apoyo económico a usuarios; no obstante, no deja de ser regresiva, por lo cual es fundamental mejorar los criterios de aplicación de este tipo de subsidios.

Medida 2. Desarrollo de programas de eficiencia energética en comunidades marginadas

En México, entre 2008 y 2010, el 40% de los hogares vivía en condiciones de limitado acceso a servicios básicos tales como la energía eléctrica (García-Ochoa, 2016), cifra que ha disminuido ligeramente en la última década para ubicarse en 36.7% (Garnica, 2020). Para que dicha tendencia pueda atenuarse en mayor medida, nuestra propuesta es el lanzamiento de programas que fomenten la eficiencia energética en comunidades y poblaciones económicamente marginadas.

Algunos países ya han tomado acciones para enfrentar esta problemática, como es el caso de España, en donde se ha puesto en marcha la ‘Estrategia Nacional contra la Pobreza Energética 2019-2024’, con el objetivo de reducir el porcentaje de población que se encuentra en situación de pobreza energética y creando un cambio estructural en el sector mediante la conformación de medidas que protejan a los consumidores y concienticen a la sociedad (MITECO, 2019). 

Para ello, México puede usar su experiencia en este campo, por ejemplo revisando su programa ‘Ahórrate una Luz’ (2014-2017), el cual consistió en la sustitución de 40 millones de focos tradicionales por focos ahorradores repartidos en zonas urbanas marginadas y comunidades rurales, beneficiando a 7 millones de ciudadanos y generando ahorros por 3,083 millones de pesos anuales al gasto familiar y 2,714 GWh de energía anuales, equivalentes a 1.2 MtCO2e de emisiones evitadas (SENER, 2017).

Medida 3. Ampliación de criterios de inclusión social y sostenibilidad en fondos federalizados 

La reactivación económica implicaría un incremento en el consumo de energía en los próximos años (IEA, 2020a). Es por esta razón que se han destinado USD 66,000 millones  de estímulos globales al fomento de la EE en diferentes sectores (IEA, 2020a). Sin embargo, es necesario que el acompañamiento financiero de proyectos incorpore criterios de impacto, de inclusión social y de sostenibilidad basados en una taxonomía verde de los fondos y fuentes de financiamiento, incluyendo los presupuestos públicos tanto a nivel nacional como subnacional. 

En este sentido nuestra propuesta es revisar los lineamientos de fondos existentes y futuros para evitar el greenwashing y socialwashing, así como para ampliar su alcance e impacto. Todo esto, conforme a los criterios de sostenibilidad y cuya evaluación asegure que el manejo de los fondos no ha sido afectado por dichas prácticas. 

En México, existen varios fondos por donde se puede comenzar. Uno de ellos es el Fondo de Aportaciones para la Infraestructura Social (FAIS), el cual tiene por objetivo el financiamiento de obras e inversiones que beneficien a localidades con rezago social. Otro es el Fondo de Servicio Universal Eléctrico (FSUE) que se enfoca en el desarrollo de proyectos de electrificación en comunidades marginadas. Se deben fortalecer los lineamientos, con el propósito de ampliar el alcance de inclusión social y sostenibilidad en sus reglas de operación. 

3

Medidas transversales para mejorar la gobernanza de la EE en México

Para el despliegue de la mayoría de las medidas presentadas en la sección anterior, es necesaria la coordinación entre los diferentes niveles de gobierno. La Comisión Nacional para el Uso Eficiente de la Energía (CONUEE) es el brazo técnico de la Secretaría de Energía (SENER), encargada de la política pública federal para el aprovechamiento sustentable de la energía. La CONUEE se coordina con los gobiernos de las entidades federativas y de los municipios para estos fines, los cuales tienen amplia autonomía para la regulación y gestión de sus proyectos. Por ello, las políticas públicas de EE son desplegadas a nivel federal, estatal y municipal. Las áreas de oportunidad para cada uno de ellos deben ser bien focalizadas. 

Es necesario que la CONUEE actualice sus programas y estrategias, para que pueda cuantificar/medir los impactos de la EE en tres rubros: generación de empleo, inclusión social y recuperación económica. Para el primer rubro, puede utilizar como referencia el análisis que realiza IEA en su reporte Global Energy Review 2020 para medir el impacto de las medidas de EE en el empleo (IEA, 2020 e), o bien el análisis de co-beneficios de la EE y su relación con la inclusión social y la recuperación económica a través del aumento de la calidad de vida de la población mexicana (IKI-Alliance, 2020).

Además, sería deseable que la federación utilice su capacidad de apalancar préstamos con instituciones financieras multilaterales para incidir localmente, por ejemplo en los servicios municipales de alumbrado público y agua potable. También puede incidir a nivel estatal creando incentivos para mejorar la regulación de edificaciones públicas y privadas, en particular mediante sus códigos de construcción. 

A nivel subnacional, las problemáticas principales relacionadas con la gobernanza se centran en la insuficiencia de recursos presupuestales y de gasto federalizado, además de capacidades institucionales locales en rotación. Para afrontar estos retos, se necesita avanzar en el fortalecimiento institucional de los estados y municipios a través de ciclos constantes de capacitaciones, así como, la creación de entidades especializadas en materia energética tales como Secretarías, Subsecretarías o Agencias Estatales/Municipales de Energía. Además, el gasto local para EE podría ser ampliado gracias a los ahorros generados a raíz de la implementación de proyectos de EE. Además, es necesario actualizar la legislación estatal sobre compras públicas, gasto público y códigos de construcción locales con el fin de asegurar que contribuyen a generar una recuperación económica justa y resiliente.

Recuadro 5. ¿Cómo mejorar la gobernanza en EE?

Medida 1: Actualización de programas y estrategias en EE en CONUEE y agencias subnacionales
de gestión de la energía.

Medida 2: Fortalecimiento institucional de estados y municipios.

Medida 3: Aumentar el gasto federalizado para EE y el presupuesto para la CONUEE.

Medida 4: Diseñar campañas de comunicación social por grupo poblacional.

Medida 5: Actualizar legislación sobre compras públicas, gasto público y códigos de construcción locales.

Instituciones responsables: SENER, CONUEE, CFE, Gobierno Federal, Gobiernos estatales y Municipales, Agencias de Energía subnacionales, Cámara de Diputados y Congresos locales.

Bibliografía

Aguilar, J. (2020). México: efectos del COVID-19 en el mercado del trabajo. Universidad Nacional Autónoma de México. Instituto de Investigaciones Sociales. IIS-UNAM. Disponible: https://www.iis.unam.mx/blog/mexico-efectos-del-covid-19-en-el-mercado-del-trabajo/ 

Antara News (2020). Government extends electricity-relief scheme until September 2020. Disponible en https://en.antaranews.com/news/151590/government-extends-electricity-relief-scheme-until-september-2020 

Banco de México, Banxico. (1 de diciembre de 2020). Encuesta sobre las Expectativas de los Especialistas en Economía del Sector Privado: Noviembre de 2020. Disponible en: https://www.banxico.org.mx/publicaciones-y-prensa/encuestas-sobre-las-expectativas-de-los-especialis/%7B72EF8107-10AC-7CC8-D983-CA3F1DCA317D%7D.pdf 

C40 Cities. (2018). Consumption-based GHG Emissions of C40 Cities. Available on: https://www.c40.org/researches/consumption-based-emissions 

Cámara de Comercio Internacional. ICC (2016). Políticas Públicas Sobre Eficiencia Energética en el Sector Edificación. Disponible en: https://www.gob.mx/cms/uploads/attachment/file/103038/Comercio__Servicios_y_Sector_Residencial.pdf  

Cámara de Diputados. Ley del Impuesto Sobre la Renta. Diario Oficial de la Federación, 08 de diciembre del 2020. Disponible en: http://www.diputados.gob.mx/LeyesBiblio/pdf/LISR_081220.pdf

Castellanos, E. (6 de noviembre 2020). Entrevista con Efraím Castellanos – Director de Energía de la Secretaría de Desarrollo Económico del Estado de Durango. [Comunicación personal]. 

Centro de Investigación Económica y Presupuestaria, A.C., CIEP. (2020). Infraestructura en México. Prioridades y deficiencias del gasto público. Junio. p. 72. Disponible en: https://ciep.mx/wp-content/uploads/2020/06/Gasto-en-Infraestructura-CIEP-Jun_22_2020-v2.pdf 

Centro Nacional de Control de Energía, CENACE. (2020). Área Pública del Sistema de Información del Mercado (SIM). Disponible en: https://www.cenace.gob.mx/Paginas/SIM/OperacionSEN.aspx 

Comisión Económica para América Latina y el Caribe, CEPAL. (2016). El Crecimiento urbano y las violencias en México. Disponible en: https://repositorio.cepal.org/bitstream/handle/11362/39899/1/S1600200_es.pdf 

Comisión Económica para América Latina y el Caribe. CEPAL. (2018). Informe Nacional de Monitoreo de la Eficiencia Energética de 2018. p. 119. Disponible en: https://repositorio.cepal.org/bitstream/handle/11362/43612/1/S1800496_es.pdf 

Comisión Económica para América Latina y el Caribe, CEPAL. (2020). Enfrentar los efectos cada vez mayores del COVID-19 para una reactivación con igualdad: nuevas proyecciones. Disponible en https://repositorio.cepal.org/bitstream/handle/11362/45782/4/S2000471_es.pdf 

Comisión Nacional para el Uso Eficiente de la Energía, CONUEE. (2014). Consumo energético del suministro de agua potable en Estados y Municipios. Disponible en: https://www.gob.mx/conuee/acciones-y-programas/consumo-energetico-del-suministro-de-agua-potable-sistemas-de-agua-potable-bombeo-de-agua-potable-municipal-estados-y-municipios?state=published 

Comisión Nacional para el Uso Eficiente de la Energía, CONUEE. (2016). Proyecto Nacional de Eficiencia Energética en Alumbrado Público Municipal: Balance 2010-2016. Disponible en: https://www.gob.mx/cms/uploads/attachment/file/186840/160117_Informe_de_Labores_Proyecto_Nacional.pdf 

Comisión Nacional para el Uso Eficiente de la Energía, CONUEE. (2017). Informe de Resultados de Ahorro de Energía en la APF. Secretaría de Energía. p. 5. Disponible en: https://www.gob.mx/cms/uploads/attachment/file/388759/INFORME_APF_2017_Finalorum_optimizado.pdf 

Comisión Nacional para el Uso Eficiente de la Energía. CONUEE. (2018). Red de Aprendizaje de Eficiencia Energética (EE) en Transporte de Carga. Disponible en: https://redesdeaprendizaje.org/2019/04/07/rda-de-eficiencia-energetica-ee-en-transporte-de-carga/ 

Comisión Nacional para el Uso Eficiente de la Energía, CONUEE. (2019). Alumbrado público, eficiencia energética y la ciudad inteligente: Hacia el proyecto Nacional 2.0. Número 4/Nuevo Ciclo. Mayo. p. 4-5. Disponible en: https://www.gob.mx/cms/uploads/attachment/file/459089/cuaderno4nvociclocorreJLTOdB.pdf 

Comisión Nacional para el Uso Eficiente de la Energía, CONUEE. (2020). Plan Anual de Trabajo 2020. p. 2. Disponible en: https://www.conuee.gob.mx/transparencia/boletines/documentos/PAT2020_con%20Formato_V9Marzo20-1_formaatoyrevjlt_33.pdf 

Comisión Nacional para el Uso Eficiente de la Energía. CONUEE. (2020). Eficiencia energética en el confort térmico en viviendas de clima cálido en México. p. 12. Disponible en: https://www.conuee.gob.mx/transparencia/boletines/Cuadernos/cuaderno5nvociclo.pdf 

Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social. CONEVAL (2018). Pobreza en México. Disponible en https://www.coneval.org.mx/Medicion/Paginas/PobrezaInicio.aspx

Deutsche Gesellschaft für Internationale Zusammenarbeit, GIZ GmbH. (2018). Nuevas oportunidades de inversión: El auge del sector solar en México. Contexto, Perspectivas y Tendencias. Programa Eficiencia energética y energías renovables – Energía solar a gran escala en México. GIZ México. p. 8-9. Disponible en: https://energypedia.info/images/8/83/GIZ_Guia_Inversion_Solar_Esp.pdf 

Deutsche Gesellschaft für Internationale Zusammenarbeit, GmbH. GIZ. (2018). Análisis Costo-Beneficio de la Generación Solar Distribuida en México. Asociación Mexicana de Energía Solar, AC. (ASOLMEX). México. Disponible en: http://biblioteca.olade.org/opac-tmpl/Documentos/cg00734.pdf 

García-Ochoa, R.,  Graizbord, B. (2016). Caracterización espacial de la pobreza energética en México. Un análisis a escala subnacional. Econ. soc. territ [online]. 2016, vol.16, n.51, pp.289-337. ISSN 2448-6183. Disponible en: http://www.scielo.org.mx/pdf/est/v16n51/2448-6183-est-16-51-00289.pdf 

Garnica, S. (22 de septiembre de 2020). Claves para entender la pobreza energética de México. Revista Energía Hoy. Septiembre  Disponible en: https://energiahoy.com/2020/09/22/claves-para-entender-la-pobreza-energetica-de-mexico/

Haley, Brendan (2020). Energy efficiency’s role in Canada’s economic recovery. Efficiency Canada. Disponible en https://www.efficiencycanada.org/covid-19-part-2-energy-efficiencys-role-in-canadas-economic-recovery/ 

Hallama, M., et al. (2011). El fenómeno del greenwashing   y su impacto sobre los consumidores  propuesta metodológica para su evaluación. Aposta. Revista de Ciencias Sociales, Núm.50, pp.1-38. [Consultado: 5 de Enero de 2021]. Disponible en:   https://www.redalyc.org/articulo.oa?id=4959/495950246004 

IKI-Alliance. (2019). Co-beneficios. Contribución de la Transición Energética para el Desarrollo Sostenible en México. Informe de estudio co-beneficios. Disponible en: https://iki-alliance.mx/wp-content/uploads/CO-BENEFICIOS-DE-ENERGÍAS-RENOVABLES-Y-EFICIENCIA-ENERGÉTICA-PARA-EL-DESARROLLO-SOSTENIBLE-DE-MÉXICO-1.pdf  

Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático, INECC. (2018). México, Sexta Comunicación Nacional y Segundo Informe Bienal de Actualización ante la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático. Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, SEMARNAT. p. 107-108. Disponible en: http://cambioclimatico.gob.mx:8080/xmlui/handle/publicaciones/117 

International Finance Corporation, IFC. (2018). Climate Investment Opportunities in Cities. Disponible en https://bit.ly/2UdJuz8 

Instituto Mexicano de Tecnología del Agua, IMTA. (2017). Sistema Comercial de Organismos de Agua Potable. Organización y funcionamiento para mejorar la calidad del servicio. p. 125. Disponible en: https://www.imta.gob.mx/biblioteca/libros_html/sistema-comercial/Libro-Sistema-Comercial.pdf 

Instituto Nacional de Estadística y Geografía, INEGI. (2020). Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana 2020. Disponible en: https://www.inegi.org.mx/contenidos/saladeprensa/boletines/2020/ensu/ensu2020_10.pdf 

International Energy Agency. IEA. (2020). Energy Efficiency Report. Available on: https://www.iea.org/reports/energy-efficiency-2020  

International Energy Agency. IEA (2019). The Critical Role of Buildings: Perspectives for the Clean Energy Transition. Available on:  https://webstore.iea.org/perspectives-for-the-clean-energy-transition 

International Energy Agency. IEA. (2020). Sustainable Recovery. Available on:  https://www.iea.org/reports/sustainable-recovery 

International Energy Agency. IEA. (2020). Paving the way to recovery with utility-funded energy efficiency. Article, 21, august 2020. Disponible en: https://www.iea.org/articles/paving-the-way-to-recovery-with-utility-funded-energy-efficiency 

International Energy Agency. IEA. (2020). Global Energy Review 2020. Available on: https://www.iea.org/reports/global-energy-review-2020   

International Institute for Sustainable Development. IISD. (2020). Victoria launches AUD 800 million package for renewables and energy efficiency. Sustainable Recovery 2020. Available on: https://www.iisd.org/sustainable-recovery/news/victoria-launches-aud800-million-package-for-renewables-and-energy-efficiency/ 

Jenssen, Rod (2020). New IEA Energy Efficiency 2020 report signals reversals for First Fuel. Energy Suffency. Disponible en https://www.energysufficiency.org/news/columns/new-iea-energy-efficiency-2020-report-signals-reversals-for-first-fuel/ 

Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico. (2019). Estrategia Nacional contra la Pobreza Energética 2019-2024. Gobierno de España. Disponible en: https://www.eapn.es/ARCHIVO/documentos/documentos/1556088781_1555059494_estrategianacionalcontralapobrezaenergetica2019-2024_tcm30-496282.pdf 

Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico. (2019). Propuesta de Orden por la que se establecen las Obligaciones de aportación al Fondo Nacional de Eficiencia Energética en el año 2020. Gobierno de España. Disponible en: https://energia.gob.es/es-es/Novedades/Documents/Fondo-Nacional/Propuesta-Orden-Obligaciones-2020.pdf 

Municipio de Zapopan (7 de febrero del 2018). Zapopan ofrece descuento en el pago del predial a quien utilice ecotecnologías en su vivienda. Disponible en:  https://www.zapopan.gob.mx/zapopan-ofrece-descuento-en-pago-del-predial-a-quien-utilice-ecotecnologias-en-su-vivienda/ 

Organización de las Naciones Unidas, ONU (2019). Las ciudades, “causa y solución” del cambio climático. Disponible en: https://news.un.org/es/story/2019/09/1462322 

Organización de las Naciones Unidas, ONU. (2019). Objetivos de Desarrollo Sostenible. Objetivo 12. Consumo y Producción Responsables. https://www.un.org/sustainabledevelopment/es/sustainable-consumption-production/ 

Organización Mundial de la Salud, OMS. (2019). Programa de monitoreo conjunto de UNICEF-OMS. Seguimiento y datos empíricos sobre agua y saneamiento. Disponible en: https://www.who.int/water_sanitation_health/monitoring/es/ 

Organización para la Cooperación y el Desarrollo. OCDE. (2020). Building back better: Green COVID-19 recovery packages will boost economic growth and stop climate change. Available on: https://www.oecd.org/coronavirus/policy-responses/building-back-better-a-sustainable-resilient-recovery-after-covid-19-52b869f5/ 

Secretaría de Energía SENER. (2016). Marco Político de Largo Plazo para la Eficiencia Energética. Disponible en: https://www.gob.mx/cms/uploads/attachment/file/194644/Marco_Pol_tico_de_Largo_Plazo_para_la_EE_DASE_241116_REV2_090217_1-82.pdf

Secretaría de Energía. SENER. Gobierno de México. (2017). Hoja de Ruta para el Código y Normas de Eficiencia Energética para Edificaciones en México. Disponible en: https://www.gob.mx/cms/uploads/attachment/file/215225/Hoja_de_Ruta_para_el_C_digo_y_Normas_EE_para_Edificaciones_M_xico_ES_Fin….pdf 

Secretaría de Energía, SENER. (2019). Concluyó el Programa Ahórrate Una Luz con la entrega de 39,799,447 lámparas ahorradoras. Disponible en: https://www.gob.mx/sener/articulos/concluyo-el-programa-ahorrate-una-luz-con-la-entrega-de-39-799-447-lamparas-ahorradoras 

Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales. SEMARNAT (2015). Edificación sustentable. Disponible en: https://www.gob.mx/semarnat/acciones-y-programas/edificacion-sustentable 

Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, SEMARNAT. (2020). Guía de eficiencia energética en el diseño, construcción y operación de hoteles en climas cálidos. Disponible en: https://www.gob.mx/cms/uploads/attachment/file/565858/Gu_a_de_eficiencia_energetica_hoteles__comprimida_.pdf 

Task Force for a Resilient Recovery. (2020). Bridge to the future: final report from the task force for a resilient recovery. Available on: https://www.recoverytaskforce.ca/wp-content/uploads/2020/09/TFRR-Final-Report_EN.pdf 

Tribunal Latinoamericano del Agua, TLA. (2019). Situación Hídrica en América Latina. Disponible en: https://tragua.com/situacion-hidrica-en-america-latina/ 

UCLG, Metrópolis, UN HABITAT (2020). Vivienda: Asegurando que todos puedan permanecer en casa con seguridad. Informe y Nota de Aprendizaje. Disponible en: https://www.uclg.org/sites/default/files/esp_briefing_housing_lle.pdf