La pandemia como oportunidad para el pago por resultados en América Latina

EthosNoticias y Eventos

LA PANDEMIA COMO OPORTUNIDAD PARA EL PAGO POR RESULTADOS EN AMÉRICA LATINA

 

Desde hace algunos años, el pago por resultados se ha promovido como una herramienta innovadora para financiar proyectos o políticas sociales más eficientes. Es por ello que Ethos Laboratorio de Políticas Públicas, en coordinación con la Alianza por la Inversión de Impacto en México (AIIMX), han organizado una serie de webinarios sobre este tema.

En cada sesión, explicó Itziar Amuchastegui, de AIIMX, quien estuvo presente en el primer conversatorio, se abordarán aspectos relevantes en torno a este tipo de instrumentos en México y América Latina, y se discutirán los principales logros y retos en su adopción.

El pago por resultados, explicó a su vez Marlene Reyes, de Ethos Laboratorio de Políticas Públicas a manera de introducción, es un instrumento en el que quien contrata paga al proveedor solo cuando se obtienen ciertos resultados. Quien contrata puede ser un gobierno, donante o una agencia internacional; el proveedor, una organización no gubernamental, una empresa o también una instancia de gobierno. Se promueve como una solución para que los proyectos o políticas sociales sean más eficientes e innovadoras, pero son poco conocidos. 

Pago por resultados: Experiencias en América Latina fue el título del primer webinario en el que participaron desde Colombia, Siegrid Holler, de Instiglio; desde México, Irina Alberro, de Henderson & Alberro; y desde Chile, Federico Díaz, coordinador de contratos de impacto social del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación del gobierno chileno, quienes compartieron algunos casos en los que se ha aplicado este esquema en América Latina y cómo ha funcionado.

En primer lugar, Siegrid Holler mencionó que la misión de Instiglio es llevar prácticas de mecanismos de pago por resultados al sector público y al sector social en países en vías de desarrollo para incrementar la efectividad de los programas. “Algo que todos estos mecanismos tienen en común es que buscan introducir mejores prácticas de gestión, que se usan generalmente en organizaciones con un desempeño muy alto, ya sea del sector privado o del sector público, en la forma en la que se proveen servicios públicos y sociales en esos países”, afirmó.

En el caso de Colombia, dijo que en los bonos de impacto que se han implementado se ha dado muchísima innovación. “A través de este tipo de mecanismos, el gobierno ha podido aprender de modelos de servicios innovadores para colocar a personas vulnerables en trabajos formales, y también se ha innovado en la forma en la que se diseñan estos instrumentos y cómo se verifican resultados de una forma menos costosa”, expresó.

También explicó que uno de los problemas que se puede abordar más a nivel del sector privado o social es cómo poder generar mecanismos de pago por programas medioambientales sociales que sean más sostenibles y que no dependan únicamente de donaciones o filantropía.

Mientras tanto, Irina Alberro expresó que en Henderson y Alberro han promovido el ecosistema de impactos en México y América Latina desde 2015 y han colaborado con la Red Latinoamericana de Pago por Resultados. Consideró que este esquema es muy valioso, ya que puede ayudar a transformar la lógica prevaleciente en México y el mundo del pago únicamente por procesos.

Señaló que los pagos por resultados son efectivos para tratar problemas persistentes y muy difíciles de sobrepasar, que requieren de un enfoque preventivo y no paliativo. En este sentido, expresó que una de sus grandes ventajas es que permite trabajar con población vulnerable, como personas que salen del sistema penitenciario, gente en situación de calle, jóvenes de zonas marginadas o víctimas de violencia que requieren apoyo extra para salir adelante.

Y en su participación, Federico Díaz resaltó que desde 2018 el Gobierno de Chile trabaja en el diseño de tres contratos de impacto social, que son un instrumento del esquema del pago por resultados. El contexto, dijo, estaba puesto para este desarrollo: había muchas asociaciones de la sociedad civil, la mayoría relacionada con políticas sociales; fundaciones dispuestas a participar en estas temáticas; una industria de inversión de impacto en crecimiento; una sociedad civil bastante activa; en concreto, había un ecosistema activo y deseoso de ser partícipe.

Abundó que es necesario el enlace público y privado, y puntualizó que aún les falta para tener el ecosistema perfecto, pero van hacia allá con el trabajo que están realizando, como talleres y mesas dirigidas a los potenciales usuarios de los servicios.

Sobre la participación del gobierno en estos esquemas, destacó que, si bien es cierto que no es necesaria, lo ideal es que participe, que su rol sea protagónico, pues cuenta con información, datos para monitoreo, evaluación, y líneas base; además, tiene mayor robustez en términos presupuestarios, más que cualquier otro organismo. De ahí que sea lo ideal que se involucre de principio a fin.

 

Retos del pago por resultados en contexto de pandemia

Para Siegrid Holler, el mayor reto a nivel mundial es que el gobierno adopte estos mecanismos a mayor escala, que dejen de ser una innovación y que sean una forma más regular de desembolsar sus recursos, una forma más efectiva, pues hay sólo alrededor de 10 buenos impactos en países en vías de desarrollo donde se involucra al gobierno.

Coincidió con Irina Alberro y Federico Díaz en que la crisis actual puede permitir utilizar estos mecanismos en nuevos sectores. “Hay un interés muy claro, unos incentivos del gobierno de lograr más resultados con menos presupuesto porque hay ajustes por todos lados”. Eso los lleva a usar más estos mecanismos a gran escala. 

En cuanto a los retos del pago por resultados, Irina Alberro dijo que uno de los más importantes es el recurso económico. En este sentido, se debe considerar que el pago por resultados no necesariamente genera ahorros, sino que hace un uso más eficiente del dinero y con resultados probados, value for money.

Finalmente, Federico Díaz dijo sobre los retos que “el gran desafío del pago por resultados sobre todo en contexto pandemia, es incorporar el tema más sistémico y también es la duración de este instrumento, no es fácil de hacer, demora mínimo un año y medio, un año. Hay que descubrir la forma de ser más proactivos en estos esquemas”.

El webinario completo «Pago por resultados: experiencias en América Latina» está disponible en Youtube.

Contenido Relacionado

Contenido Relacionado

Presupuesto público, sustentabilidad e inclusión social

El presupuesto público es una herramienta para avanzar la agenda de reactivación transformadora, justa y sostenible que los especialistas analizaron

La complejidad económica y la recuperación post COVID-19

Luego de la pandemia por COVID-19 es necesario garantizar una recuperación justa y resiliente en América Latina.

El impacto del cambio climático en la agricultura y la pesca

El cambio climático ha afectado la producción agrícola y pesquera. Los especialistas analizan el problema y plantean soluciones ante esta realidad global