¿Los jóvenes son incorruptibles?

EthosNoticias y Eventos

¿Los jóvenes son incorruptibles?

Con el objetivo de analizar y reflexionar sobre la problemática que representa la corrupción para la juventud y sus efectos, cuatro jóvenes de diversas organizaciones de la sociedad civil dialogaron en la mesa «¿Los jóvenes son incorruptibles?», durante el segundo día del Encuentro Nacional Anticorrupción. 

En México hay 30.6 millones de jóvenes por lo que su papel en la lucha anticorrupción es muy relevante. Patricia Santamaría, coordinadora de innovación ciudadana en Ollin A.C, preguntó al panel ¿hacia dónde enfocar los esfuerzos de las juventudes mexicanas para hacer el cambio en materia anticorrupción? y las respuestas destacaron la necesidad de incluir a las juventudes en la toma de decisiones. 

Héctor Lozada de ES Posible A.C explicó que la corrupción genera factores de riesgo como la colusión y el cohecho que se dan por el tipo de sistema que existe en México. Al respecto consideró que debe analizarse caso por caso para entender este problema tan complejo.

Asimismo comentó que son necesarias medidas que pongan en el centro a la juventud y que no sea solo un medio para conseguir un fin. “Es importante mejorar a las instituciones, poner en puestos de poder a los jóvenes, buscar diseñar leyes y no criminalizar a las juventudes”, destacó e hizo un llamado a “reconocer nuestros propios proyectos e impulsarnos a nosotros mismos”.  

Por su parte Aurélien Guilabert de Corazón Capital expresó que “las y los jóvenes sí pueden ser corruptibles porque estamos en una sociedad donde la corrupción se maneja desde una visión de normalización en un sistema estructural que permea en todos los ámbitos”. 

Sin embargo planteó que debe romperse con esto y permitir a los jóvenes conseguir un ascenso social porque “las juventudes son el primer eslabón de la democracia”. Además destacó la importancia de una inclusión real de las juventudes de manera transversal para que lleguen a incidir en la toma de decisiones. 

Al responder a la pregunta de si los jóvenes son incorruptibles, Álvaro Junco de Causa en Común consideró que los jóvenes siempre son víctimas de la corrupción incluso cuando son perpetradores. “Cómo les pedimos que no sean corruptibles si esto les permite llegar a donde quieren llegar…es una tentación que les ofrece una falsa promesa de éxito”, comentó al concluir que la corrupción afecta las oportunidades y los derechos de los jóvenes.  

“El combate a la desigualdad es el combate a la corrupción”, afirmó Junco al comentar que se pueden hacer cambios a través de tres aspectos: fomentar la cultura de la legalidad en lo individual y con la familia rechazando prácticas corruptas; recabar firmas para peticiones de causas concretas; y pedir cuentas por escrito a las autoridades.  

Contenido Relacionado

Contenido Relacionado

Agua potable y saneamiento urbano: una gestión de soluciones a cuentagotas

En México nos enfrentamos a una crisis de agua. La disponibilidad del líquido es cada vez más limitada y su gestión es más compleja. Conoce nuestras propuestas para atacar el problema.

¿Podría la corrupción llegar a vulnerar la democracia en México?

En América Latina, la mayoría de los países han mantenido el mismo nivel de corrupción al pasar de los años. Incluso, en algunos casos, ha empeorado. En consecuencia hay una desilusión de la ciudadanía en torno a las promesas incumplidas y se suele diluir la legitimidad de los discursos y acciones de la clase política.

América Central, al filo de la catástrofe climática

En Centroamérica, la crisis humanitaria ocasionada por el cambio climático es evidente y creciente a lo largo de toda la región, como resultado de la degradación de los sistemas agrícolas, el desplazamiento por el incremento en el nivel del mar, la presencia de eventos climáticos extremos y los efectos económicos que estos eventos implican.