Los think tanks en la era de los mensajes emocionales

4610

EthosNoticias y Eventos

Los think tanks en la era de los mensajes emocionales

26 de enero, 2017 | Por: José Luis Chicoma

Los think tanks deben de sortear el exceso de información, mantener el rigor en sus contenidos y ser estratégicos e innovadores en su comunicación.

[apss_share] 

  • En el marco de la presentación del Índice Global de Think Tanks 2016, se llevó a cabo el panel “El rol de los think tanks en la política post-verdad”.
  • Los think tanks deben de sortear el exceso de información, mantener el rigor en sus contenidos y hacer uso estratégico e innovador de redes sociales, infografías, vídeos breves y demás canales de comunicación.

Cada año, el Diccionario Oxford escoge una palabra y la nombra la más importante, al definir los intereses generales de los últimos meses. En años anteriores, por ejemplo, figuraron selfie e incluso un emoji (la cara con lágrimas de alegría). No obstante, en 2016, la palabra elegida, más que reflejar un interés, expresa la preocupación mundial por las situaciones políticas que marcaron el año pasado. El término elegido es la post-verdad, la cual alude a las razones del sí al Brexit y de la victoria de Donald Trump. Esta palabra “denota circunstancias en que los hechos objetivos influyen menos en la formación de la opinión pública que los llamamientos a la emoción y a la creencia personal”.

Con esto en mente, el pasado 26 de enero se realizó el panel “El rol de los think tanks en la política post-verdad” en el que participaron Carlos Camacho, miembro de la Junta Directiva de COMEXI y Director de la Facultad de Estudios Globales de la Universidad Anáhuac México Norte; Jo Tuckman, periodista, ex-corresponsal de The Guardian en México y Latin American Bureau Chief de Vice News;  y Jonathán Torres, Director Editorial de Forbes México; todos moderados por José Luis Chicoma, Director General de Ethos.  

En un contexto donde la política se mueve por medias verdades, el debate giró en torno a cómo algunos generadores de información más técnica y seria –think tanks y medios periodísticos- pueden competir contra los mensajes emocionales y noticias falsas que mueven al público en general.

De acuerdo a Jo Tuckman, los expertos se adueñan de la verdad y creen que es la única. Esta apropiación genera un desgaste que da espacio a que las mentiras se escuchen y se tomen en cuenta. El análisis debe de girar en torno a cómo se presenta la verdad.

Jonathán Torres reconoce un incremento en la búsqueda de información generada por la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca. Los medios de comunicación deben de aprovechar esta no tan común avidez de las personas para generar contenidos relevantes para mantenerlos cautivos y ser su fuente de información. Asimismo, los medios no deben de olvidar su responsabilidad ética de transmitir hechos verídicos y de valor ante la rapidez y sobreabundancia de información.

Por su parte, Carlos Camacho destacó el papel de los think tanks como fuentes de información respetadas por sus estudios basados en evidencias reales y datos duros. Por otra parte, mencionó que “como sociedad vivimos en una época en que escogemos en qué burbuja nos metemos y qué información vamos a seleccionar”, por lo tanto el reto para los think tanks es transmitir su información de una mejor manera.

Por último, José Luis Chicoma evidenció cómo a veces los think tanks nos creemos poseedores de la verdad absoluta. Es de suma importancia diversificar nuestras fuentes de información para enriquecer nuestras ideas y así lograr generar mayor valor en el conocimiento que producimos. Nos debemos de alimentar tanto de nuestras redes más cercanas como de perspectivas que normalmente no volteamos a ver.

[vc_gallery interval=”3″ images=”8515,8516,8517,8518,8519,8520,8523,8524,8526,8527,8528,8529,8530,8531,8532,8533,8534,8535,8536,8537,8538,8539,8540,8542,8543″ img_size=”full”]

Tema: Gobierno y Democracia

[apss_share]

CONTENIDO RELACIONADO