Participación ciudadana anticorrupción

3846

9 de febrero, 2017 | Por: Mtro. Alejandro Pulido 

El Sistema Nacional Anticorrupción debe estar al alcance de la sociedad y es el ciudadano el centro de la lucha contra la corrupción.

[apss_share] 

El Sistema Nacional Anticorrupción debe estar al alcance de la sociedad y es el ciudadano el centro de la lucha contra la corrupción.

En este sentido, los pasados 28 y 29 de enero se llevó a cabo el Hackathón Ethos Anticorrupción en Wayra, CDMX; evento que tuvo como objetivo reunir a 100 jóvenes, que formaron equipos multidisciplinarios para desarrollar una solución tecnológica enfocada en prevenir y combatir la corrupción.

Durante noviembre, a seis días de emitida la convocatoria, el cupo estaba saturado y la lista de espera duplicaba los accesos. Los participantes, incluyendo a representantes de Organizaciones de la Sociedad Civil y Universidades, se prepararon en talleres previos para conocer el Sistema Nacional Anticorrupción, así como de desarrollo organizacional y lenguajes de programación, con el objetivo de competir casi 48 horas, a fin de obtener el premio de $ 300 mil.

El domingo 29 de enero, un jurado integrado por 10 destacados periodistas, representantes de organismos empresariales y de la sociedad civil, escucharon las propuestas de los 8 finalistas; decidieron que el primer lugar fuera para “Escudo Ciudadano”, una aplicación para acompañar a los ciudadanos en los trámites ante el Ministerio Público, evaluando el servicio, trato y por supuesto, acusando cualquier intento de corrupción.

El desarrollo de la aplicación se llevará a cabo en los siguientes tres meses por Fáctico, equipo ganador del Hackathón, y se buscará la escalabilidad de la aplicación, mediante la integración de otros trámites realizados por los ciudadanos.

Como resultado de esta y otras experiencias en los últimos meses, surgen reflexiones sobre el contexto en el que se debe implementar el Sistema Nacional Anticorrupción.

Es destacable que el proceso de comunicación de este entramado legal, tiene una gran complejidad, ya que está saturado de tecnicismos que lo alejan del entendimiento de la sociedad; esto pone en riesgo el éxito de erradicar uno de los principales problemas de nuestro País.

Como ciudadanos, nuestra premisa está enfocada en el llamado a la acción y el resultado, la denuncia y el castigo para los corruptos. Así, la sociedad civil tiene capacidad probada de impulsar, más no establecer mecanismos institucionales; es la ley la que determina las instancias que deberán desarrollar las herramientas adecuadas, que veremos listas durante el 2017.

También hay que reiterar que las personas que se mantienen alejadas de las instituciones y de las leyes, incrédulas que puedan funcionar, después de que se descubren más escándalos de corrupción y se percibe el alto grado de impunidad, y en esa relación corrupción-impunidad, el ciudadano pierde, por tanto debemos restituir la confianza de la sociedad.

Nos queda claro que para que los ciudadanos podamos participar adecuadamente en el Sistema Nacional Anticorrupción y eventualmente en los Sistemas Locales Anticorrupción, primero deberemos conocerlos y creer en ellos, lo cual no es una tarea sencilla.

Sin embargo, son las herramientas tecnológicas las que nos ayudan en esta tarea, ya que a través de los medios digitales y redes sociales tenemos mayor alcance, por ejemplo, teniendo como objetivo los cerca de 30 millones de jóvenes, que pueden distribuir la información entre sus familiares y amigos.

Tenemos que enfocar la información en aspectos entendibles y que sean funcionales para la sociedad, dando ejemplos claros de cómo nos afecta a las personas un delito de corrupción, de qué manera se cometen y cuál es el impacto para la sociedad, ya que el desconocimiento debe dejar de ser la justificante; esta es la gran tarea hacia la que debemos voltear quienes nos dedicamos ya a esta gran labor desde algún organismo.

La corrupción está cerca de los ciudadanos amenazando nuestra honorabilidad, y si bien no es la de miles de millones que vemos en las noticias, cometida por políticos, sí aporta en menor medida a los índices totales de corrupción del País.

Como ciudadanos, cada uno decide en qué lado quiere estar, en el de la indiferencia, o en el de los que estamos cada vez más abiertos, informados y dispuestos a usar las herramientas contra la corrupción, finalmente el problema que más afecta es a los ciudadanos y a los funcionarios honestos, así que busquemos entender el Sistema, para poder participar, desde el lugar que nos corresponde.

Agradezco el espacio que me brindó Alejandra Wade, una de las ciudadanas más comprometidas e interesadas en combatir la corrupción, desde Coahuila para México.

Publicado en: Vanguardia

Tema: Finanzas Públicas

[apss_share]

CONTENIDO RELACIONADO