Necesitamos adoptar Sistemas Alimentarios Sostenibles si queremos una recuperación justa y resiliente en México

13383

Necesitamos adoptar Sistemas Alimentarios Sostenibles si queremos una recuperación justa y resiliente en México

Por: Ethos Laboratorio de Políticas Públicas

Los sistemas alimentarios sostenibles son primordiales para tener una recuperación económica y resiliente, ya que estos incluyen fuentes de empleo e ingresos, afectados seriamente por la pandemia de COVID-19, además de que fomentan la inclusión social de poblaciones vulnerables, el derecho a una alimentación saludable, accesible y asequible, así como un uso responsable de los recursos ecosistémicos.

Por ello, el tema de nuestro tercer policy brief, elaborado como parte de la alianza Latinoamérica Sostenible, integrada por Ethos Laboratorio de Políticas Públicas, de México; Espacio Público, de Chile; y Transforma, de Colombia, es precisamente «Sistemas Alimentarios Sostenibles: hacia una recuperación justa y resiliente en México».

El documento fue presentado por Lisa Grabinsky, coordinadora de Sistemas Alimentarios de Ethos, en un panel que estuvo moderado por Laure Delalande, Directora de Innovación y Desarrollo Sostenible de Ethos, mientras que los comentarios estuvieron a cargo de especialistas en el tema: Teresa Shamah Levy, Directora del Centro de Investigaciones en Evaluación y Encuestas (CIEE) del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP); Eduardo Quintanar, Consultor Senior de ONU Medio Ambiente, y Sol Ortiz García, Directora General de Atención al Cambio Climático en el Sector Agropecuario, de la Subsecretaría de Agricultura de la SADER.

En este evento, Teresa Shamah dio la primicia de algunos datos de la ENSANUT COVID, que está por salir a fin de mes. En la encuesta, dijo, se muestra que 59.4% de los hogares se encuentra en algún grado de inseguridad alimentaria, y de ellos 20.8%, uno de cada cinco hogares en México, mostró inseguridad alimentaria moderada o severa. Sobre el estado de nutrición; señaló que, en menores de 5 años, la talla baja fue de 13.9%, mientras que, en sentido opuesto, hay prevalencias de sobrepeso y obesidad, que en los niños de 5 a 11 años fue de 38%; en adolescentes, casi 44%, y en adultos, cerca de 74 por ciento.

Ante este contexto, destacó que el policy brief elaborado por Ethos es un documento fundamental, base para la acción. “Es momento de actuar, y los conmino a buscar integrar estas recomendaciones en las agendas públicas de México y Latinoamérica. El momento es hoy, es un gran reto, y ustedes ya han dado el primer paso”, expresó.

Respecto a cómo alinear la respuesta de emergencia en materia de seguridad alimentaria con una estrategia de largo plazo que fomente dietas saludables, sostenibles y asequibles, compartió que la estrategia debe ser integral, intersectorial. “Quizás hay que iniciar de nuevo y no es una tarea fácil, hay que incluir innovaciones tecnológicas, cooperación intersectorial, cadenas de valor y circuitos cortos con una producción regional, con el fin de que el consumo de alimentos se haga a nivel local”.

Y para concluir, comentó que “si partimos de una semilla sana, tierra sana, va a crecer un alimento sano y el consumo va a ser sano, entonces es difícil, pero tenemos una oportunidad de volver a la tierra y consumir alimentos sanos, y así terminar con la inseguridad alimentaria”.

Mientras tanto, Eduardo Quintanar consideró que el documento presentado deja muy clara la relación entre los sistemas alimentarios, la salud y el medio ambiente, la importancia de los servicios que nos brinda la naturaleza, el tema de la agrobiodiversidad, y muestra un panorama de los retos que tenemos en el corto plazo. En este sentido, tener visiones más integrales nos ayudará a tener mejores intervenciones.

“Creo que esta visión de cómo se articula la producción con la distribución y con el consumo es una parte esencial para saber que, si afectamos una parte, lo demás tiene ciertas consecuencias”, precisó, y agregó que desde ONU Medio Ambiente están promoviendo estilos de vida sostenibles y mucho tiene que ver con la alimentación; además, recordó que se tiene el reto de cumplir con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) los cuales se ven de una manera más integral desde esta perspectiva.

Al hablar de los mercados, comentó que se deben mejorar estos espacios, reestablecer la relación entre el productor y el consumidor, ya que saber cómo se producen los productos y de dónde vienen da seguridad a quien compra, y eso puede generar una nueva cultura de alimentación, además de recuperar el mercado como un espacio público de intercambio de saberes. “Es tiempo también de recuperar nuestros propios espacios sociales”, indicó, y explicó que incorporar los productos regionales puede ayudar a revalorar la agrobiodiversidad local.

Finalmente, Sol Ortiz resaltó las coincidencias del sector respecto a las recomendaciones del brief, una de ellas es que este momento de crisis brinda la oportunidad de generar cambios de timón; en el mismo tenor se encuentra la premisa de ver los sistemas alimentarios como un elemento clave para hacer cambios de fondo y la importancia de retomar todos estos elementos en el marco de los ODS.

Dijo que “varias de las recomendaciones coinciden con la visión de la Secretaría de Desarrollo Rural y se encuentran ya en nuestro programa sectorial, porque muchas de esas cosas no son nuevas, no se generaron con la pandemia, sino que son problemáticas que tenían tiempo y por lo tanto, nuestras herramientas de planeación las están queriendo atender”, además de que ya están trabajando en varias de las recomendaciones.

Consulta aquí el policy brief «Sistemas Alimentarios Sostenibles: hacia una recuperación justa y resiliente en México»

CONTENIDO RELACIONADO